Ir a contenido

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Autonomías con menor nivel de ingresos hacen bloque común frente a las más ricas

Castilla y León, Galicia y Asturias se agrupan frente a Baleares, Valencia, Madrid y Catalunya

La propuesta de Urkullu de generalizar el concierto vasco eriza el debate

Rosa María Sánchez

Los presidentes de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de Asturias, Javier Fernandez, y de Castilla y Leon, Juan Vicente Herrera, presentan en Oviedo una declaración autonómica conjunta.

Los presidentes de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de Asturias, Javier Fernandez, y de Castilla y Leon, Juan Vicente Herrera, presentan en Oviedo una declaración autonómica conjunta. / EFE / JOSE LUIS CEREIJIDO

Los debates que acompañan los procesos de reforma de la financiación autonómica provocan extraños compañeros de viajes donde las diferencias ideológicas a veces importan menos que los intereses territoriales. 

Este mismo lunes, se ha producido en Oviedo una declaración institucional conjunta de los presidentes de Galicia, Asturias y Castilla y León en la que Alberto Núñez Feijóo (PP), Javier Fernández (PSOE) y Juan Vicente Herrera (PP) abogan por un modelo de financiación que, sobre todo, prime la garantía de prestación de niveles similares de servicios públicos en las comunidades autónomas, con independencia de su capacidad para generar ingresos tributarios. 

Los tres barones, además, han rechazado con contundencia la propuesta formulada el lendakari vasco, Íñigo Urkullu, de adoptar el sistema de concierto vasco como “modelo de referencia” para la reforma de la financiación autonómica.  “Resultaría una España en dos bloques”, según Juan Vicente Herrera.

La propuesta de Urkullu echa leña a las brasas del debate. La presidenta de Andalucía, Susana Díaz (PSOE), ha denunciado que el retraso del Gobierno central en poner sobre la mesa un nuevo modelo de financiación está provocando “división y enfrentamiento entre territorios”. 

Aún no existe una propuesta de reforma sobre la mesa, pero el debate se eriza por momentos. Muestra de ello son las alegaciones que han presentado todas las comunidades al informe para la reforma de la financiación autonómica entregado en julio al Gobierno por una comisión de expertos que se constituyó en febrero. Todas las comunidades, salvo Catalunya, han presentado sus críticas y propuestas al comité técnico permanente (ctpe) del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Catalunya renunció a enviar su experto en febrero (el Gobierno de Carles Puigdemont se adhirióa las iniciativas del Gobierno balear) y tampoco tiene un representante en el comité técnico del CPFF por lo que aún no ha hecho llegar sus propuestas.

Mayor cesión de impuestos

En sus alegaciones, Baleares (PSOE), Valencia (PSOE) y Madrid (PP) reclaman mayores porcentajes de cesión de impuestos para las autonomías. Valencia propone elevar al 70% la del IVA y de impuestos especiales (actualmente en el 50% y el 58%). Madrid y Baleares, por su parte, abogan por una mayor cesión del IRPF (desde el 50% actual). El acento que ponen estas tres comunidades en la capacidad tributaria -coincidente con el tradicional discurso catalán- es, precisamente, lo que tratan de contrarrestar los integrantes del bloque que forman Galicia, Castilla y León y Asturias. 

Madrid y Baleares coinciden, además, en rechazar la armonización impositiva que sí defienden otras comunidades como Andalucía y Castilla La Mancha  Por su parte Cantabria, Baleares, Aragón y Castilla y León no escatiman críticas al cupo vasco en sus alegaciones.  

Con todas estas iniciativas sobre la mesa el comité técnico del CPFF pretende generar un documento con las ideas coincidentes que sirva de “punto de partida para el debate”, según ha explicado el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Fernández de Moya, en el Senado. El próximo día 14 el comité se reunirá para debatir sobre corresponsabilidad fiscal y armonización.

0 Comentarios
cargando