26 oct 2020

Ir a contenido

MOVILIZACIÓN POR LA LIBERTAD DE LOS POLÍTICOS PRESOS

Libertad entre corcheas

Unas 50.000 personas acuden al concierto por la libertad de los presos organizado por la ANC

Oriol Junqueras, a través de una familiar, llama a la participación el 21D: "Votad, que no falle nadie"

Beatriz Pérez

Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic / FERRAN SENDRA

Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic
Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic
Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic
Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic
Vista general del concierto organizado por la ANC.
Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic
Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic
Concert per la Llibertat del Presos Politics al Estadi Olimpic

/

"Catalans i catalanes, ja som aquí", arrancó Nina Osegueda, cantante de A Sound of Thunder, al más puro estilo Josep Tarradellas a su regreso del exilio. Así abría, a las 16.30 horas de este sábado en el Estadi Olímpic, el concierto por la libertad de los 10 dirigentes independentistas que se encuentran en prisión. Organizado por la ANC con el objetivo de recaudar fondos para la caja de solidaridad destinada a pagar las fianzas de los presos, su lema fue 'Per la llibertat dels presos polítics'. Tenía un precedente: el 'Concert per la llibertat' que se celebró en el 2013 en el Camp Nou y en el que participaron 400 artistas y 90.000 espectadores. 

Al de este 2 de diciembre acudieron 50.000 personas (estaban llamadas unas 60.000) y participaron 40 artistas. Las entradas costaban entre 10 y 30 euros- La ANC ofreció descuentos a las familias y muchas fueron con niños. Muchos asistentes llevaban una prenda distintiva de color amarillo, símbolo de los políticos encarcelados. La ANC regaló en la entrada gorros de lana (los termómetros marcaban 10 grados al principio en Montjuïc) y pañuelos de este color. "Estamos reivindicando un color que significa la libertad", señalaron al inicio la actriz Txe Arana y la entrenadora de básquet Carme Lluveras.

Las voces de los políticos presos resonaron la tarde de este sábado a través de sus más allegados. "Pase lo que pase, el lunes [día en que el Tribunal Supremo comunica si acepta poner en libertad a los 10 imputados] tiene que haber más unidad y calma que nunca. Os siento cerca", manifestó Jordi Cuixart en una carta leída por su hermana Neus. "Estoy seguro de que mi padre pronto saldrá de la prisión", dijo por su parte Oriol Sànchez, hijo del presidente de la ANC que desde el 16 de octubre duerme en la cárcel de Soto del Real. "El 7 de diciembre, todos a Bruselas. Y el 21, a ganar", zanjó el joven.

21-D: "Votad"

También la voz de Oriol Junqueras se oyó en el Estadi Olímpic. El líder de ERC llamó a la movilización el día 21. "Votad con una sonrisa en los labios. Por las injusticias, contra las desigualdades. Votad, que no falle nadie", leyó una familiar encargada de transmitir sus palabras. En su misiva el 'vicepresident' cesado se mostró convencido de que estas elecciones "despertarán el interés europeo y la opinión pública internacional".

Otra familiar de Raül Romeva, leyó una carta escrita por él. "El día 21 responderemos en las urnas sin rabia y sin rencor". "No nos hacen  falta la violencia y el abuso para imponernos. Nuestra apuesta son los puentes y el diálogo", destacó Romeva.

Las parejas, hijos, hermanos y sobrinos de Jordi Turull, Josep Rull, Dolors Bassa, Joaquim Forn, Meritxell Borràs y Carles Mundó intervinieron para pedir su salida de prisión. "¡Llibertat, llibertat!", gritaban los espectadores antes de la lectura de sus parlamentos.

Hubo, además, diferentes caras conocidas, como la del actor Toni Albà, que no renunció a la sátira. "Muchos artistas querían estar hoy aquí, pero no cabíamos todos", arrancó. "Sabina, Loquillo… Serrat". Los silbidos de los espectadores fueron notables cuando Albà mencionó al autor de 'Mediterráneo'. "Y podría daros muchos más nombres desde la a, hache y zeta", concluyó Albà. Más silbidos, esta vez para el líder del PSC. Risas, sin embargo, cuando el humorista imitó a Jordi Pujol, Xavier Trias o Carod Rovira.

Las proclamas de independencia y de liberación de los dirigentes encarcelados se entremezclaron con las críticas a la "represión" del Estado. También se proyectaron vídeos de los 'exconsellers' en el extranjero, como Toni Comín y Clara Ponsatí. Y, por fin, el más esperado: el mensaje de Carles Puigdemont. "Estamos demostrando cómo es el pueblo de Catalunya, pues hace años que nos manifestamos de manera cívica", aseveró el Puigdemont a través de la pantalla. "Esta cadena de solidaridad nos ayuda a mantener viva la esperanza", finalizó.

El concierto finalizó con una llamada al próximo gran acto independentista: la manifestación que tendrá lugar en Bruselas el 7 de diciembre y que llevará por lema 'Omplim Brusel·les' para dar apoyo al Govern cesado.