Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

Junts per Catalunya avisa a ERC de que legitimará el 155 si no avala a Puigdemont

Un documento interno de la candidatura afirma que en el 21-D solo cabe "restaurar" al 'expresident' en el cargo

Elsa Artadi niega que haya negociaciones sobre el programa en común de las fuerzas independentistas

Xabi Barrena

Presentación de los carteles de campaña de Junts per Catalunya.

Presentación de los carteles de campaña de Junts per Catalunya. / DANNY CAMINAL

Según reza todo manual electoral que se precie, aquella fuerza que lidera las encuestas prefiere una campaña de perfil bajo, sin grandes altibajos ni estridencias. En cambio, el que va por detrás, obviamente, busca lo contrario con el fin de explotar las eventuales contradicciones de su adversario y, por erosión, dar la vuelta a los sondeos. Este 21-D cobija en su seno varios duelos. El del independentismo y el constitucionalismo; el de Ciutadans y el PSC por el primacía de una de las trincheras y, claro está, el de ERC y el PDECat, en este diciembre, Junts per Catalunya, por la del secesionismo.

En este último duelo es ERC, propulsada por los sondeos, la que evita el cuerpo a cuerpo con los posconvergentes y se centra el partido grande, contra lo que ellos llaman el ‘bloque del 155’. Y es el PDECat-JxCat el que tratan de sacar los colores a los republicanos.

 “Si alguien quiere ser ‘president’, que lo diga públicamente, pero eso será acatar el 155”. Así se expresó uno de los asesores de la lista de Carles Puigdemont este miércoles al término de uno de los actos de precampaña de la plataforma. Ese ‘alguien’ es obviamente ERC quien lleva días lanzando a Marta Rovira como su candidata ‘real’,  en previsión de que el líder, Oriol Junqueras, no salga de la cárcel.

Máxima cautela

Los republicanos, a raíz del ungimiento de Rovira por parte de Junqueras, desde el centro penitenciario Madrid 7, han sido tremendamente cautelosos y han deslizado la idea del doble Govern: el legítimo en el exilio y el ejecutivo, del día a día. Se han cuidado muy mucho de fijar en la mente de los votantes soberanistas la idea de la sustitución de Puigdemont por Junqueras.

Pero los posconvergentes, dispuestos a jugar su única carta a fondo, expresan en su argumentario de campaña, revelado por Europa Press, que "impulsar cualquier otro candidato es legitimar el artículo 155 y el ataque a la democracia" y que, por tanto, solo cabe restaurar al ‘expresident’ en el cargo.

Con el fin de cortar la erosión por lo sano, dejando que la duda y la desconfianza se agenciaran de parte del electorado, el exnúmero 2 de ERC en Junts Pel Sí en el Parlament la pasada legislatura, Roger Torrent, ha afirmado este miércoles que si su partido gana las elecciones del 21-D "buscará una manera de restituir" a Puigdemont, a quien ha reconocido como el "president legítimo de Catalunya", ya que ha remarcado la necesidad de "volver a legitimar" el Govern cesado.”Solo existe un Gobierno legítimo" para ERC, que es el de "Puigdemont, el [ex]vicepresidente Junqueras, y el resto de 'consellers'", ha sentenciado Torrent en un debate en la UPF.

La intención de los republicanos es orillar esta espinosa cuestión y dejar que las urnas hablen por sí mismas. Cierto es que la convocatoria de las elecciones del 21-D es obra de Mariano Rajoy, vía artículo 155, pero una vez hable la ciudadanía se tendrá un mandato explícito en muchos campos. Por ejemplo, sobre qué hacer con el ‘procés, pero también sobre quién quieren, ahora, de 'president'. Y si el mandato es bueno para una cosa se supone que lo será para la otra.

Cabe no olvidar que, en el fondo, ambos partidos pertenecen al mismo ‘equipo’. Un frente que se quiere amplio y unitario, por ejemplo, en cuanto a los programas electorales, al menos, en una parte.

Sin negociación

En el acto de precampaña de JxCat, Elsa Artadi, directora de campaña y la portadora de la palabra de Puigdemont en Barcelona, ha señalado que, contra lo que se había especulado, no existe ahora mismo ninguna negociación con la CUP y ERC para esos puntos comunes. Y ha dejado claro que el sujeto negociador, en todo, sería JxCat: "El PDECat no se presenta a estas elecciones·. Para Artadi, la sintonía entre las fuerzas en cuanto a ese fragmento es total y cada una se halla confeccionando su propio programa.

Fuentes de otros partidos mantuvieron que las negociaciones existen y que, probablemente, entre este miércoles y el jueves "habrá novedades", es decir, un pacto.

En el argumentario del PDECat-JxCat la plataforma llama a votar para que JxCat sea la lista más votada y dar así un mensaje claro al mundo de lo que quiere Catalunya: que el reconocimiento internacional de sus aspiraciones va vinculado al apoyo popular y al restablecimiento de Puigdemont. Tanto Artadi como el argumentario de la formación han denunciado que, la existencia de presos y ‘exiliados’, provoca que no haya igualdad de oportunidades en campaña entre  el "‘bloque del 155’"y la trinchera secesionista.