Ir a contenido

la carrera electoral

La Junta Electoral veta que las fuentes de Barcelona se iluminen de amarillo en recuerdo de los políticos presos

El organismo acepta el recurso del PP porque considera que esas luces afectan a la neutralidad institucional cara al 21-D

Lazo humano en la plaza de Sant Jaume de Barcelona en recuerdo de los dirigentes independentistas presos.

Lazo humano en la plaza de Sant Jaume de Barcelona en recuerdo de los dirigentes independentistas presos. / FERRAN NADEU

La Junta Electoral ha prohibido al Ayuntamiento de Barcelona que las fuentes municipales y las fachadas de los edificios públicos se iluminen de color amarillo en recuerdo de los 'exconsellers' presos y de los Jordis. El organismo, que ha actuado a raíz de un recurso presentado por el PPC, considera que ese tipo de iluminación afecta a la neutralidad institucional en plena carrera hacia los comicios del 21-D.

El Ayuntamiento de Barcelona decidió emplear la iluminación amarilla en solidaridad con los exmiembros del Govern y con los líderes de las plataformas independentistas encarcelados. El PP presentó entonces un recurso y este miércoles la Junta Electoral ha dado la razón a los populares. El candidato del PPC a las elecciones al Parlament, Xavier García Albiol, ha celebrado la actuación de su partido a través de Twitter. "Gracias al PP, Ada Colau no podrá seguir iluminando las fuentes con los colores de apoyo a los políticos encarcelados por promover un golpe a la democracia", ha publicado.

  

Barcelona ilumina de amarillo una veintena de fuentes de la ciudad desde el viernes, dando cumplimiento a una propuesta del grupo Demòcrata que se aprobó en comisión municipal con el apoyo también de Barcelona en Comú y ERC, la abstención de la CUP y el rechazo de CsPSC y PP.

La resolución de la Junta Electoral señala que del debate en esta comisión se desprende que no se trata de "una simple manifestación de solidaridad sino que es un apoyo a una determinada propuesta política", y que resalta que la libertad de expresión está más limitada en las entidades públicas, porque deben mantener su neutralidad.

El ayuntamiento se opuso a la queja del PP alegando que la iluminación se hace en ejercicio de la libertad de expresión y que no tiene interés partidista, sino que es una expresión de solidaridad con las familias de los presos y una petición de que los encarcelados puedan ejercer su derecho de participar en las elecciones en igualdad con el resto de candidatos.

El líder de los populares en el consistorio, Alberto Fernández Díaz, ha criticado que la alcaldesa, Ada Colau, "una vez más, había puesto el ayuntamiento al servicio de la independencia, infringiendo la obligada neutralidad política de una institución pública", con una decisión que no compartían todas las fuerzas municipales. "Colau no solo menosprecia a todos los catalanes que nos sentimos españoles en Barcelona, sino que además está infringiendo la normativa electoral y vulnerando la obligada neutralidad política de una institución pública", ha aseverado Fernández. 

La Junta Electoral resolvió el domingo que el Ayuntamiento debía retirar la pancarta para pedir 'Llibertat presos polítics' de su balcón, después de una queja de Ciutadans, algo que acató el ayuntamiento aunque no compartía el fondo de la argumentación.