Ir a contenido

C's pide la retirada de las esteladas y lazos amarillos de edificios públicos

El partido de Rivera aboga por un plan de choque para que vuelvan las empresas y el fin de los aforamientos en Catalunya

Los 'naranjas' continuan con sus ataques al PSC por su negativa a investir a Inés Arrimadas

Agencias

Albert Rivera, entre José Manuel Villegas e Inés Arrimadas, en la reunión de la ejecutiva del partido.

Albert Rivera, entre José Manuel Villegas e Inés Arrimadas, en la reunión de la ejecutiva del partido. / BALLESTEROS (EFE)

Ciudadanos solicitará en todas las Juntas Electorales Provinciales que se retiren de los edificios públicos cualquier símbolo "separatista o sectario", incluyendo esteladas, lazos amarillos u otros, para impedir que éstos sean "secuestrados" por el partido de turno.

Así lo ha anunciado el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en una rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva permanente, congratulándose de que la Junta Electoral de Barcelona, a instancias de C's, haya obligado a la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, a retirar la pancarta del Ayuntamiento en la que se pedía 'Libertad para los presos políticos'.

Otro "triunfo" de Ciudadanos, según ha presumido Villegas, ha sido el hecho de que TV-3 "no siga engañando" a los catalanes al referirse a Carles Puigdemont y los 'exconsellers' que le acompañan en Bélgica como miembros del Govern "en el exilio".

El programa electoral

Por otra parte, Ciudadanos ha presentado este lunes su programa electoral, que incluye la aprobación de un plan de choque para el retorno de las empresas que se han ido de Catalunya durante los últimos años y sobre todo a partir del 1 de octubre por la deriva separatista, si llega al Govern tras las elecciones del 21 de diciembre.

Entre otras medidas, también apuesta por eliminar las "restricciones lingüísticas" a empresas y comercios, para que "cada uno pueda rotular su negocio en la lengua que libremente elija". Para ello, reformaría el Código de Consumo de Catalunya para eliminar las "injustas restricciones lingüísticas y las multas a las empresas, comercios y autónomos que no rotulen en catalán, para que en cada establecimiento se pueda elegir libremente la lengua de rotulación".

En este capítulo, C's anuncia una bajada del Impuesto sobre la Renta a la clase media trabajadora, el tramo autonómico, así como una revisión de la fiscalidad para hacerla atractiva para atraer talento y una reducción del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales de la vivienda tanto de compra como de alquiler.

En el capítulo anticorrupción, Ciudadanos apuesta por reformar el Estatut para suprimir los aforamientos y por limitar los nombramientos "a dedo".

Los ataques al PSC

Asimismo, en la rueda de prensa, Villegas ha continuado con los ataques al PSC, alertando al partido de Miquel Iceta de que si no rectifica su "ambigüedad" respecto a sus intenciones tras las elecciones del próximo 21 de diciembre, podrán hacerlo sus votantes respaldando a otras opciones que tengan las ideas "mucho más claras".

El secretario general de Ciudadanos ha insistido en pedir a los socialistas "que no pongan palos en las ruedas" y les ha dicho que si no se ven "con fuerzas" para ganar esas elecciones, al menos "no molesten" a los constitucionalistas que sí pueden hacerlo.

Villegas ha restado crecibilidad a las palabras de Iceta asegurando que sus votos no servirán para investir a un presidente de la Generalitat independentista, porque ya fue el "paridor" de anteriores tripartitos y porque el propio Sánchez dice al mismo tiempo que no investirán a Inés Arrimadas si es la candidata constitucionalista más votada.