EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Pedro Sánchez lamenta que Colau esté en el "lado equivocado" tras meses de equilibrio

El secretario general del PSOE cuestiona a las izquierdas que se "subordinan" al independentismo

Pedro Sánchez, junto al presidente de la Internacional Socialista, Yorgos Papandreu; el líder del PSC, Miquel Iceta, y el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, este sábado, 25 de noviembre, en Barcelona.

Pedro Sánchez, junto al presidente de la Internacional Socialista, Yorgos Papandreu; el líder del PSC, Miquel Iceta, y el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, este sábado, 25 de noviembre, en Barcelona. / ACN

Se lee en minutos

Efe

En la primera de sus media docena de visitas a Catalunya previstas en el próximo mes, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha arremetido este sábado contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras la ruptura del pacto de gobierno municipal con el PSC. En la clausura de la reunión del Consejo de la Internacional Socialista, el líder socialista ha deplorado que Colau se haya decantado "del lado equivocado" (entiéndase el independentista) tras meses de equilibrios, al tiempo que ha cuestionado a las izquierdas que se "subordinan" a un independentismo cuya argumentación se basa en la "insolidaridad territorial".

Según Sánchez, la izquierda propugna la "igualdad radical en los hombres y mujeres" y la conquista de derechos sociales frente a quienes provocan la exclusión en detrimento de la diversidad. No hay ninguna "causa de izquierdas", ha concluido, en la causa del secesionismo. "Las vías unilaterales traen pobreza, aislamiento y ruptura social", ha remachado.

El líder del PSOE ha cargado también contra "la enorme ceguera" de "las derechas" en los últimos años frente al desafío independentista. Sus críticas han arreciado en especial contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por llevar a cabo una política que enfrenta territorios y por gobernar "sin escuchar" a la ciudadanía catalana "ni contar" con ella. "Quienes no comprendan la diversidad difícilmente van a poder gobernar", ha concluido.

Y después del 21-D...

Junto a Sánchez se encontraba el candidato del PSC al 21-D, Miquel Iceta, cuyos mensajes en una mañana frenética (con tres actos) fueron sincronizados con los del líder del PSOE, descartando toda posible alianza con los independentistas tras las elecciones. Durante una conferencia en la XXII Trobada d'Economia de S'Agaró, Iceta ha señalado como "causantes del descrédito" a Carles Puigdemont y a Oriol Junqueras, y ha reclamado que "no vuelvan a a gobernar" para evitar que vuelvan a llevar a Catalunya "al desastre".

Con este objetivo, el primer secretario del PSC ha apelado a los votantes que buscan "orden y progreso" y ha reconocido que para su proyecto requerirá, sin hablar de posibles pactos poselectorales, "votos y abstenciones". Buscando ser el referente centrista y moderado para pescar el caladero que daba votos a la antigua CiU, ha reclamado un "cambio de rumbo hacia la estabilidad, el sentido común y la prosperidad". A su entender, "hay que recuperar ese catalanismo pragmático que hizo grande a Catalunya", así como "abandonar la búsqueda permanente de excusas y adversarios".

"Viaje a la reconciliación"

Y hablando de cambios, Iceta ha propuesto cambiar el viaje a Ítaca del independentistas por un "viaje a la reconciliación entre los propios catalanes y con el resto de España y Europa y el mundo económico". "Quiero ser 'president' para superar la división entre los catalanes", ha resumido el presidenciable socialista, para quien, además del combate de la desigualdad, una de las prioridades ha de ser "superar la fractura social que se ha abierto en la sociedad catalana". "Lo que nos está pasando es, ante todo, un problema entre catalanes, con una sociedad dividida, una economía debilitada, una imagen deteriorada y las instituciones intervenidas".

Noticias relacionadas

En este espíritu de reconciliación al que tanto aluden los socialistas estos días se enmarca su acuerdo con Units per Avançar, la plataforma heredera de Unió que lidera Ramon Espadaler. En un acto conjunto en Barcelona, Iceta ha defendido que este pacto, que puede parecer contranatura, es otro ejemplo de ese "cambio de rumbo de 180 grados" que persigue una vez se ha producido la "colisión".

Ante un auditorio con unos 200 militantes que han recibido a Iceta con un cerrado aplauso y entre gritos de "president", Espadaler ha ensalzado el "talante" del candidato del PSC y ha insistido en la necesidad de "recuperar la serenidad" y de "construir puentes y no trincheras", con la alianza entre socialdemócratas y democristianos como botón de muestra.