02 dic 2020

Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

Quién es quién en la lista de Germà Gordó

El 'exconseller' se presenta a las elecciones del 21-D tras Teresa Pitarch y seguido de Silvia Requena

El objetivo del exdiputado apartado del PDECat es captar el voto tradicional del partido de Mas

Fidel Masreal

El ’exconseller’ de Justícia Germà Gordó, en su escaño del Parlament. / FERRAN SENDRA

El ’exconseller’ de Justícia Germà Gordó, en su escaño del Parlament.
Teresa Pitarch.
Sílvia Requena.

/

Sin duda la candidatura más minoritaria a priori en estas elecciones catalanas es Convergents, la marca que ha patrocinado Germà Gordó tras ser apartado del PDECat y convertir en partido político (Nova Convergència) a sus seguidores que hacían de lobi interno en la antigua CDC. Un lobi para defender tesis conservadoras y liberales en el seno del partido de Artur Mas y para oponerse también a las versiones más radicales del independentismo.

La cabeza de cartel es Teresa Pitarch, exdirectora del Institut Català de les Dones. Se trata de una fiel seguidora de Gordó, a quien defiende pese a estar investigado por el 'caso 3%'. A la pregunta de si Mas estaba de acuerdo con la decisión que ejecutó en junio la coordinadora general del PDECat, Marta Pascal, de reclamar al 'exconseller' que dejara su cargo de diputado, Pitarch, afirmó incluso: "Yo creo que no". Previamente, Pitarch había optado sin éxito a liderar el partido en BarcelonaPerdió frente a Mercè Homs.

Una vez Pitarch rompió su carnet del PDECat en solidaridad con Gordó, el Govern la apartó de su cargo al frente del Institut Català de les Dones. Pitarch, discreta y de formas elegantes, calla más de lo que sabe.

Gordó, investigado

Junto a ella, de número dos en la lista, el auténtico líder del lobi, Gordó. El que fue mano derecha de Mas en el Govern primero como secretario del Ejecutivo y después al frente de la Conselleria de Justícia, está ahora imputado por el 'caso 3%'. Dirigió del 2004 al 2010, como gerente, la fontanería de Convergència y hay pocos secretos que desconozca sobre las entrañas económicas del partido. Tras ser investigado -él ha mantenido en todo momento su inocencia-, la dirección del PDECat le exigió sin éxito que dejara su escaño y él pasó a representarse a sí mismo en el Parlament desde la última fila del hemiciclo. Le han reclamado que devuelva el acta de diputado porque "es un proyecto político de un espacio transversal muy amplio", però Gordó se ha aferrado a la plaza de parlamentario.

De la decisión del PDECat de apartar a Gordó, Mas dijo que era tan "necesario" como "injusto" tomar esa decisión por el 'caso 3%'. Gordó ha negado reiteradamente su culpabilidad en el caso de corrupción en el partido pese a los testigos que le sitúan como el 'conseguidor' de Convergència con contactos con distintos empresarios.

Requena, un "verso suelto"

En tercera posición se sitúa Sílvia Requena, otra 'outsider' de Convergència, que disputó a Francesc Homs la candidatura del partido a las elecciones generales el pasado mes de mayo, en lo que fueron las primeras primarias del partido. Las ganó Homs con el 77% de los votos, frente al 20% de su rival, en una convocatoria en la que participaron 7.600 militantes y en la que Requena se autodefinió como la voz de las bases del partido. Es abogada y fue responsable de la sectorial de Igualdad en CDC. Fue la número dos de Democràcia i Llibertat (la marca de CDC para las generales del 2016) en el Senado. No falta quien, frente la tesis de defender las bases, ven en Requena un "verso suelto" difícil de clasificar.