Ir a contenido

Carmen Calvo (PSOE) considera un "insulto" la vigilancia a la joven presuntamente violada en Sanfermines de 2016

EuropaPress

"Estamos mirando cómo se administra la Justicia porque estamos delante de una situación absolutamente insoportable para la democracia", afirma

La secretaria del Área de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ha lamentado que, a la situación "absolutamente trágica" de una supuesta violación en grupo sufrida por una joven madrileña en los Sanfermines de 2016, se le añada también el "insulto que supone la vigilancia de una mujer".

Tras manifestar su respeto a las actuaciones judiciales que llevan este caso, ha precisado que, desde el plano "cívico y ciudadano, es intolerable" que se le ponga "más machismo en lo alto". "Estamos mirando cómo se administra la Justicia porque estamos delante de una situación absolutamente insoportable para la democracia", ha afirmado.

Calvo ha aludido, de esta forma, a la decisión de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra de tomar en consideración un informe de unos detectives privados contratados por una de las defensas del juicio por la supuesta violación grupal a una joven madrileña durante los Sanfermines de 2016, que siguieron a la joven las semanas posteriores al suceso.

"Esto es machismo sobre machismo. Esto es una sociedad patriarcal que definitivamente no acaba ni respetando a las mujeres ni sus derechos ni su integridad física y, como están diciendo en este momento muchas mujeres y hombres decentes, que entienden perfectamente que la democracia no es solo política, son también las relaciones personales que tienen que ser democráticas", ha indicado.

A su juicio, es "intolerable" que haya una "especie de código de comportamiento machista de los acontecimientos". "Es decir, tendría que estar derrotada, hundida, porque todos sabemos muy bien que el objetivo último de una violación no es solo el momento sexual que se vive. El objetivo último de una violación es un gran acto de humillación, de poder y de derrota de una mujer a manos de quien lo hace", ha indicado.

Carmen Calvo ha instado a "apoyar enormemente a esta mujer para que se le haga justicia" y ha manifestado que las mujeres y los hombres "estamos mirando cómo se administra esa justicia porque estamos delante de una situación absolutamente insoportable para la democracia: la derrota de un modelo de convivencia en el que las mujeres no tenemos el reconocimiento seguido y garantizado de muchos de nuestros derechos".

Como ejemplos, ha citado el "maltrato constante, los asesinatos de las mujeres, la violencia machista contra nosotras, la trata de mujeres y de niñas y niños con fines sexuales por todo el mundo, que es uno de los tráficos que deja más dinero". "Es una situación incompatible con la democracia. Todos tenemos derecho a manifestarnos, a discrepar de todo esto", ha dicho.

La dirigente socialista ha aconsejado ser "muy responsables y sensibles" porque, según ha advertido, "cada caso de éstos afecta a la calidad de la democracia, al conjunto de los derechos, de las libertades, no solo de las mujeres, sino de todos los que hemos avanzado en igualdad entre hombres y mujeres".

Calvo ha participado esta tarde en Bilbao en una jornada informativa sobre "El Pacto contra la Violencia de Género" que se ha desarrollado en la sede de los socialistas vizcaínos, en la que también han participado la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, y la secretaria de Área de Movimientos Sociales, Gestión de la Diversidad e Igualdad de los socialistas vascos, Teresa Laespada.