Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

Hacienda denuncia el posible desvío de fondos para crear la Agencia Tributaria Catalana

El ministro Montoro amplia su denuncia ante el Tribunal de Cuentas sobre el 1-O

Dinero de la consellería de Trabajo pudo haber sido destinado a fines ilegales

Rosa Maria Sánchez

La ’exconsellera’ Dolors Bassa, en una imagen de archivo.

La ’exconsellera’ Dolors Bassa, en una imagen de archivo. / JORDI COTRINA

El Ministerio de Hacienda ha solicitado al Tribunal de Cuentas que investigue el posible desvío de partidas del Departamento de Trabajo, Bienestar Social y Familia “para fines diferentes de los previstos legalmente” y el uso de los mismo por parte de los exresponsables del citado Departamento, que dirigía la exconsellera Dolors Bassa,  del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) y de la empresa DXC Technology con el objetivo –según la denuncia- de montar lo que habría de ser la Hacienda catalana.

Así consta en un escrito dirigido este martes 7 de noviembre por el Secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, al Fiscal-Jefe del Tribunal de Cuentas, Miguel Ángel Torres, en el que se solicita ampliar la denuncia presentada por el propio ministerio el pasado 20 de octubre respecto del referéndum ilegalizado del 1-O. La solicitud de ampliación de la denuncia toma como punto de partida una información publicada en el diario digital El Confidencial bajo el título de "El Govern desvió fondos de Asuntos Sociales para montar la Hacienda catalana". 

El Ministerio de Hacienda, que dirige Cristóbal Montoro, ha solicitado al Tribunal de Cuentas que cuantifique el importe de los "daños" causados para el dinero público por la convocatoria y posterior celebración del referéndum del 1 de octubre en Catalunya. Hacienda solicita además, que se identifique al entonces Govern de Catalunya que presidía Carles Puigdemont "como responsable de los daños causados al erario público" y que en consecuencia se le reclame a sus miembros que paguen de su bolsillo las cantidades "tras el correspondiente procedimiento de responsabilidad contable de las indemnizaciones procedentes".

La exigencia de estas posibles responsabilidades también se extienden a las asociaciones Òmnium Cultural y Asamblea Nacional Catalana (ANC) en tanto que subvencionadas con dinero público.