Ir a contenido

ACCIONES JUDICIALES

Cinco querellas por las cargas policiales del 1-O

El colectivo Iridia identifica a los agentes que actuaron en cuatro centros usados como colegios electorales

J. G. Albalat

Una de las cargas policiales del 1-O en un centro de votación en Barcelona.

Una de las cargas policiales del 1-O en un centro de votación en Barcelona. / FERRAN NADEU

El colectivo Iridia-Centre per la Defensa dels Drets Humans ha interpuesto cinco querellas contra miembros de la Policía Nacional que cargaron durante el referéndum unilateral sobre la independencia de Catalunya del 1-O contra las personas que se encontraban en cuatro centros que sirvieron de colegio electoral (Escola Mediterrània, IES Pau Claris, El CEIP Els Horts y la Escola de la Prosperitat) y dónde siete ciudadanos resultaron afectados. Las demandas han sido presentadas como acusación particular por los abogados de Iridia, que ha ofrecido asistencia gratuita a las víctimas.

Las querellas por un delito contra la integridad moral y lesiones van dirigidas contra los policías que han sido identificados y contra los mandos que se encargaron de cada uno de los operativos del 1-O. Según la acusación, se ha detectado un modo similar de actuar en todos los casos y que, en su opinión, es “contrario a legalidad”. Por esta razón, se solicita al juez que concrete las personas que tuvieron las "responsabilidades políticas o policiales" durante el operativo. A la vez, instan a que se pidan las comunicaciones internas de la policía y que declare como testigo el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, alto cargo del Ministerio del Interior designado coordinador de todas las fuerzas de seguridad para el 1-O.

Pelota de goma

El próximo 14 de noviembre, según ha anunciado el colectivo Iridia, interpondrá otra querella un hombre que perdió un ojo a causa de una pelota de goma lanzada por los antidisturbios de la Policía Nacional. Varios juzgados de Catalunya han abierto diligencias de investigación por las cargas policiales que se registraron durante el 1-O. Algunas de ellas, sin embargo, ya han sido archivadas por falta de autor conocido.