Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

Ramon Espadaler irá de número tres en la lista del PSC en las elecciones del 21-D

La presencia del 'exconseller' de Unió es fruto del acuerdo de los socialistas con Units per Avançar

"No aceptamos el secuestro del catalanismo por parte del independentismo", sentencia Iceta

Roger Pascual

Rueda de prensa del PSC y Units per Avançar, con la presencia de Miquel Iceta y Ramon Espadaler, entre otros.

Rueda de prensa del PSC y Units per Avançar, con la presencia de Miquel Iceta y Ramon Espadaler, entre otros. / MARTÍ FRADERA

Como si se tratara una de aquellas historias en la que las factorías Marvel y DC mezclan a los personajes de sus cómics, el PSC y los heredores de la antigua Unió han decidido unir sus fuerzas para las elecciones catalanas del 21-D. Algo impensable hace tres años, cuando la alianza CiU parecía seguir con su mala salud de hierro. Pero los caminos del 'procés' dan más giros que los que pueda imaginar el más delirante guionista de cómic. El último, que el 'exconseller' de Interior y exlíder de Unió Ramon Espadaler será el número tres de la lista del PSC en las elecciones del 21-D tras el acuerdo electoral entre Units per avançar y el PSC, que adelantó el martes EL PERIÓDICO.

"No nos resignamos a hacer lo de siempre. Hoy podemos ofrecer una oferta política más potente, más plural y más ambiciosa", ha sentenciado Miquel Iceta, que se ha deshecho en elogios hacia Espadaler aunque ha destacado que "esto no es una suma de solistas sino de conjunto (...). No es un arreglo para tener dos sitios o tres diputados más. Es acuerdo para que este país avance". "En condiciones normales seremos adversarios. Pero en estas elecciones iremos juntos", ha señalado Oriol Molins, presidente de Units per Avançar

A la caza de 100.000 votos

Los herederos de Unió se presentan como una plataforma "catalanista y europeísta" moderada que aboga por la cohesión social, la estabilidad económica y la mejora del autogobierno de Catalunya. Josep Antoni Duran Lleida, el particular doctor Xavier de los U-men durante muchos años y militante del nuevo partido, ha alentado durante hace tiempo este pacto entre el catalanismo moderado. Con la formación de este particular 'Junts pel Seny', el PSC busca ahora apadrinar los votos huérfanos de Unió, que el 27-S del 2015 -con Espadaler de candidato- se quedó sin escaños pese a lograr 102.970 votos. 

Iceta ha querido presentar el pacto como la unión de las dos grandes familias democráticas europeas, la socialdemocracia y la corriente democristiana, las que señala Iceta que "levantaron Europa" tras la Segunda Guerra Mundial. Pese a que con este acuerdo buscan pescar votos del catalanismo moderado, el primer secretario del PSC niega que eso implique renunciar al electorado de izquierda por el que pugna con los 'comuns'. De hecho ya le ha soltado los primeros dardos pre-electorales a Xavier Domènech y a los que ha denominado "monaguillos del independentismo". "Tanto hablar del 155 y le han aplicado el artículo 155 a Albano Dante Fachin. Menos lobos, caperucita".

El acuerdo, como ha explicado el líder del PSC, permite libertad de voto. "Que nadie se extrañe si en algún momento hay voto diferente. Son proyectos que no son idénticos", ha señalado antes de anunciar que el grupo parlamentario se llamará Socialistes-Units per avançar. Además del número 3 por Barcelona, que será para Espadaler, Units per avançar tendrá el número 2 por Girona (que ocupará la exdiputada de CiU en el Congreso Montserrat Surroca), el 3 por Tarragona (el exalcalde de la Torre de l'Espanyol Joan Caballol) y el 3 por Lleida (aún por definir).

El viernes el Consell Nacional del PSC aprobará las listas definitivas en las que Iceta ha señalado que habrá otras figuras de otros espacios políticos. En este sentido, fuentes socialistas explican que podría haber algún exmiembro de ICV en la lista por Barcelona. "Queremos expresar una diversidad muy amplia, gente que quiere sumar. No aceptamos el secuestro del catalanismo por parte del independentismo", denuncia Iceta.