Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

Israel rompe la equidistancia y apoya al Gobierno ante los independentistas

"Rezamos para que el presente desafío se resuelva con entendimiento", dice el presidente Rivlin, de visita oficial en Madrid

Pilar Santos

El presidente del Gobierno recibe al presidente de Israel, Reuven Rivlin, en la Moncloa.

El presidente del Gobierno recibe al presidente de Israel, Reuven Rivlin, en la Moncloa. / JUAN MANUEL PRATS

El Gobierno central respiró este martes aliviado al comprobar que Israel se ha manifestado a favor de la unidad de España. Históricamente el nacionalismo y el independentismo catalán han intentado granjearse el apoyo de las diferentes administraciones israelís. Y ahora, tras el referéndum del 1-O y la declaración de independencia del 27 de octubre, el Gobierno hebreo había mantenido una equidistancia que irritaba a la Moncloa. La visita de Estado de cuatro días del presidente, Reuven Rivlin, a España, ha puesto final a ese malestar. En una cena de gala el lunes por la noche en el Palacio Real, ante el Rey, y, después, este martes, en el Senado, Rivlin dejó claro que apoya al Ejecutivo de Mariano Rajoy, como presidente de un Estado que ve como "única entidad estatal soberana".  

En un discurso ante diputados y senadores, Rivlin desarrolló algo más las palabras de apoyo a la unidad de España que pronunció el lunes en la cena de gala. El jefe de Estado israelí habló de cómo, especialmente en su región, los países necesitan "décadas" para absorber las reformas democráticas, para acto seguido decir que "no ha sido así en España e Israel, dos democracias muy jóvenes y al mismo tiempo muy sólidas que se enfrentan a pruebas y sacudidas exteriores e interiores y consiguen superarlas". En ese contexto recordó la "amistad" entre los dos países y repitió lo que dijo horas antes delante del Rey: "España es un Estado para nosotros". En esta ocasión, en la Cámara alta, la misma que aprobó el despliegue del artículo 155 hace 10 días, añadió que España es "una única entidad estatal soberana y todos los problemas con los que está lidiando son internos".

Resolver el choque "con entedimiento"

"Nuestras relaciones con todos los ciudadanos de España son muy apreciadas y rezamos para que el presente desafío se resuelva con entendimiento", prosiguió. Para Rivlin, España e Israel son "antorchas de los mismos valores, los valores democráticos, los de la igualdad, la tolerancia y la paz".

Tras su discurso en el Senado, Rivlin se desplazó a la Moncloa, donde mantuvo una reunión con Rajoy. Al finalizar, el Ejecutivo emitió un comunicado en el que aseguró que Israel es un "socio fundamental" para España en Oriente Medio. Objetivo cumplido, pudieron pensar los asesores del líder del PP.