27 may 2020

Ir a contenido

Millo atribuye el aumento del paro este mes al pulso independentista

El delegado del Gobierno sostiene que el 1-O y la DUI han afectado más al turismo que los atentados de Barcelona

Rafa Julve

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo.

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo. / CARLOS MONTAÑÉS

El delegado del Gobierno central en Barcelona, Enric Millo, ha esgrimido este viernes la situación de “inestabilidad” política que ha vivido Catalunya en las últimas semanas como la causa de que el paro haya aumentado en esta comunidad en el último mes. También se ha referido a una encuesta del Ministerio de Turismo para afirmar que el sector hotelero se ha visto claramente perjudicado por el proceso soberanista. Hasta el punto de asegurar que ha afectado más a las reservas de habitaciones el pulso independentista que los atentados de Barcelona del pasado mes de agosto.

Millo ha subrayado que la comparación intermensual sitúa a Catalunya con 14.698 parados más el pasado octubre, con Lleida encabezando el aumento del desempleo (11,7%), seguida de Girona (10,2%), Tarragona y Barcelona (2%). Con menos profusión, el delegado ha agregado a continuación que el desempleo a nivel interanual ha disminuido en un 9%. 

Comparación con Valencia y Madrid

"A pesar de que seguimos en la senda de recuperación, estos últimos datos reflejan la inestabilidad que ha generado el procés, el referéndum y las decisiones tomadas en Catalunya. Se está parando la creación de empleo. En el último més se han creado solo 1.700 empleos en Catalunya mientras en Madrid la cifra es de 39.000 y en Valencia, de 38.000. Esto explica también la importancia de las medidas tomadas por el Gobierno para reinstaurar el orden constitucional", ha enfatizado Millo en defensa de la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En cuanto al turismo, la ocupación se situó del 23 al 29 de octubre en el 83,4%, mientras que la semana pasada fue del 84%, según una encuesta del Ministerio de Turismo a la que se ha referido Millo. "Los últimos acontecimientos marcan una tendencia negativa. Tras el referéndum fue del 73,5%. Tras los atentados de Barcelona del pasado mes de agosto, el 48% de los empresarios del sector dijeron verse afectados, mientras que ahora son el 56,9% los que dicen haberse visto perjudiacados", ha resaltado el diritente conservador. El 67% de los hoteles, ha afirmado, han intentado solventar la crisis bajando las tarifas hasta un 22,5%.