29 mar 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN JUDICIAL POR LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA

Santi Vila alegó ante la jueza que negoció con la Moncloa para evitar la DUI

El 'exconseller' declaró que había "un acuerdo ya cerrado" que se frustró por las "presiones" a Puigdemont

El dirigente del PDECat se desmarca del resto de los exaltos cargos investigados y aboga por el diálogo

J. G. Albalat / Ángeles Vázquez

Santi Vila sale de la cárcel este viernes, tras pagar la fianza de 50.000 euros.

Santi Vila sale de la cárcel este viernes, tras pagar la fianza de 50.000 euros. / DAVID CASTRO

El 'exconseller' de Empresa Santi Vila reconoció en su declaración ante la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela que "negoció" en persona con el Gobierno de Mariano Rajoy una salida a la situación politica de Catalunya. Un acuerdo que pasaba por la renuncia del Ejecutivo central al artículo 155 de la Constitución a cambio de la convocatoria de elecciones por parte del entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Según ha podido saber EL PERIÓDICO, el exalto cargo de la Generalitat afirmó que el acuerdo "ya estaba cerrado", pero no llegó a buen fin porque la Moncloa no quiso ceder con la intervención de la Administración autonómica, a la vez que Puigdemont recibió "presiones" para continuar con la declaración unilateral de independencia (DUI). A preguntas de la magistrada, Vila evitó precisar quién fue su interlocutor en el Gobierno central.

La jueza ha acordado este viernes la libertad de Vila después de que abonase la fianza de 50.000 euros que le había exigido para abandonar la prisión. El 'exconseller' solo ha dormido una noche en la cárcel de Estremera, a unos 70 kilómetros de Madrid, de la que ha salido pasadas a las 14.10 horas. La magistrada no decretó contra él prisión incondicional, como sí hizo para el exvicepresidente Oriol Junqueras y otros siete exmiembros del Govern encarcelados, al considerar que no podía haber reiteración delictiva. Lamela destaca en su auto que Vila dimitió como titular de Empresa la víspera de la aprobación por parte del Parlament de la DUI, con lo que "desistió voluntariamente de proseguir con el proceso soberanista".

Vila se desmarcó el mismo jueves de Junqueras y del resto de los 'exconsellers' investigados, acudiendo a la Audiencia Nacional con un abogado propio, el letrado Pablo Molins. Su estrategia durante la declaración también fue diferente. Mientras Junqueras y los otros exmiembros del Govern investigados solo respondieron a las preguntas de sus abogados defensores, el 'exconseller' de Empresa sí contestó a la jueza, al fiscal y a su abogado. Eso no impidió que el interrogatorio fuera muy tenso. Vila se ha postulado como candidato del PDECat para las próximas elecciones autonómicas del 21 de diciembre.

Diálogo y pacto

En su declaración, Vila recordó que él era miembro del Gabinete de Puigdemont, del que se considera "amigo" y al que expresó su "lealtad", pero no era diputado. Es decir, no votó ninguna resolución en la Cámara catalana sobre la indepedencia. Sí que admitió que firmó la convocatoria del referéndum del 1-O porque fue un acuerdo colegiado de todo el Ejecutivo, y no una conducta individual.

El 'exconseller' reconoció que él apuesta por la independencia de Catalunya, pero a través del diálogo con el Estado y con un referéndum pactado. Incluso se mostró dispuesto a renunciar a esta opción política si ello podría generar violencia. Quiso dejar patente su talante "dialogante y negociador" y su oposición a una declaración unilateral de independencia. A su entender, la separación de Catalunya no debe producirse con "un enfrentamiento" con el Gobierno del PP, sino a raíz de un pacto.

El dirigente del PDECat explicó que el pasado 26 de octubre, al ver que su posición pactista había fracasado y se iba a aprobar la DUI, decidió abandonar el Consell Executiu y dejar su cargo como máximo responsable de la Conselleria d'Empresa. A pesar de que reconoció que no era de su competencia, desmintió que se hubieran usado fondos públicos de la Generalitat para la organización del referéndum unilateral del 1-O porque así lo había acordado el Ejecutivo de Puigdemont. El entonces 'president', según esta versión, dio ordenes de que no se destinara partida alguna a esta consulta.

Llamamiento a Rajoy

Tras salir de la prisión, el 'exconseller' de Empresa ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García-Escudero, que "tomen cartas en el asunto y la iniciativa política, porque este problema no puede resolverse en los tribunales, solo desde la política".

Según sus palabras, tanto él como sus compañeros están "bien y serenos", pese a una situación que ha descrito como "desoladora y terrible". "Somos gente que hemos acreditado nuestro compromiso con la sociedad y nuestro arraigo", ha continuado el político catalán antes de hacer un llamamiento a todas las fuerzas políticas a que "intercedan para poner fin a la situación que están viviendo en estos momentos los políticos encarcelados".