10 abr 2020

Ir a contenido

El Supremo aplaza la declaración de Forcadell y la Mesa y les impone vigilancia policial

El alto tribunal accede a la petición de los abogados de la defennsa

Están imputados por los presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos

J. G. Albalat / Ángeles Vázquez

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, esta mañana a su llegada al Tribunal Supremo.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, esta mañana a su llegada al Tribunal Supremo. / DAVID CASTRO

El magistrado del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena ha aplazado hasta el 9 de noviembre, jueves, las comparecencias de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y de otros cinco miembros de la Mesa de la Cámara catalana, y les ha impuesto vigilancia policial permanente hasta el día 9 a petición de la fiscalía. Esta vigilancia se realizará telefónicamente, no implica seguimiento físico, según ha explicado Xavier Melero, abogado de Lluís CorominasLluís Guinó y Ramona Barrufet, todos ellos del PDECat. Por este motivo, los investigados han tenido que facilitar un número de teléfono y una dirección de domicilio, y tendrán que estar siempre localizables. Por tanto, también es posible que se persone en sus casas la policía. Por ahora desconoce qué cuerpo policial realizará esta labor.

Junto a Forcadell, los otros imputados son Lluís Corominas, exvicepresidente primero de la Mesa y presidente del grupo parlamentario de Junts Pel Sí (JxS); Lluís Guinó, exvicepresidente primero de la Mesa y diputado de JxSí; Anna Simó, secretaria primera de la Mesa y diputada de ERC; Ramona Barrufet, exsecretaria cuarta de la Mesa y diputada de JxSí, y Joan Josep Nuet, exsecretario tercero de la Mesa y exdiputado de Catalunya Sí que es Pot. La fiscala del caso es Consuelo Madrigal, exfiscala general del Estado.

Llarena, que fue presidente de la Audiencia de Barcelona y conoce a la perfección la realidad catalana, ha acordado la suspensión de las comparecencias previstas para este jueves y viernes y su posterior aplazamiento a petición de los abogados de los diputados del Parlament, investigados por los presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación.  El 9 de noviembre es festivo en Madrid (la Almudena), pero el alto tribunal mantendrá la actividad. El letrado de Forcadell y Simó, Andreu van den Eynde, ha solicitado esta medida para tener más tiempo para estudiar la causa.

Supuestos errores 

Los abogados defensores, entre ellos también Enric Leiva, que representa a Nuet, han solicitado que se incorporen una serie de documentos antes de la declaración de los investigados, a lo que el magistrado ha respondido que el jueves declaren y después ya decidirán. Leiva, además, ha presentado un escrito en que pone de relieve supuestos errores de la querella de la fiscalía respecto a su cliente; en concreto, sobre lo que votó tanto en la junta de portavoces como en el pleno en el que se declaró la independencia.

Tanto a la entrada como a la salida del Tribunal Supremo, Forcadell y los otros Miembros de la Mesa del Parlament han sido aplaudidos por un grupo de personas, mientras otros con banderas españolas les abucheaban y gritaban "a prisión, a prisión". Los seguidores de la presidenta del Parlament la han despedido de la sede del alto tribunal con "libertad, libertad". Forcadell se ha ido en un coche oficial y el resto en taxi. 

La fiscalía atribuye a todos los querellados el delito de rebelión al entender que los "cimientos del Estado de Derecho han sido dinamitados" con sus actos (la tramitación de la propuesta de declaración de independencia, entre otros), realizados "con absoluto desprecio" a la Constitución y proclamando la separación de una parte de España, que es "patria común e indivisible de todos los españoles".

Sigue las últimas noticias sobre la intervención en Catalunya.