Ir a contenido

RELEVO EN LA CÚPULA SOCIALISTA

Núria Marín sustituirá a Núria Parlon en la ejecutiva del PSOE

La alcaldesa de L'Hospitalet rechaza ir de número dos en la lista de Iceta al 21-D

La regidora de Santa Coloma dejó la dirección de Sánchez por su apoyo al 155

Jose Rico

Pedro Sánchez, Miquel Iceta y Núria Marín, en una reunión de la ejecutiva del PSC

Pedro Sánchez, Miquel Iceta y Núria Marín, en una reunión de la ejecutiva del PSC / ALBERT BERTRAN

Núria por Núria. La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, ocupará próximamente la plaza del PSC en la ejecutiva del PSOE que abandonó su homóloga de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, tras el apoyo de Pedro Sánchez a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Fuentes socialistas de ambas direcciones consultadas por Europa Press han indicado que Marín es un activo muy importante para el partido y que destaca por su talante mediador y la defensa de los valores socialistas.

Tanto la dirección del PSOE como la del PSC bendicen que Marín asuma el cargo de secretaria de cohesión e integración de la cúpula socialista y apuestan por que sea ella la tercera representante catalana en la ejecutiva de Pedro Sánchez, junto al alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, y el exsíndic de Aran Paco Boya.

Compatibilidad con la alcaldía

El PSC planteó a Marín dos opciones: sustituir a Parlon en la dirección del PSOE u ocupar la segunda plaza en la inminente candidatura de Miquel Iceta a las elecciones catalanas del 21-D. La alcaldesa de L'Hospitalet, tras reflexionarlo con su entorno, rechazó esta segunda propuesta, que la hubiera aupado a un puesto de relevancia en el Parlament, por considerar que era más difícil de compatibilizar con la alcaldía.

Diversas fuentes consultadas destacan que la alcaldesa tendrá un papel muy activo en la campaña electoral del PSC, pero preservará su tarea como alcaldesa. Se trata de una opción similar a la que ha elegido el exministro socialista Josep Borrell, a quien se le ofreció ir en un puesto destacado en la lista pero lo declinó, comprometiéndose no obstante a participar en la campaña electoral.

Defensora del 'ni DUI ni 155' que abanderó el PSC, Marín ha protagonizado varios episodios en las últimas semanas que le han hecho ganar notoriedad: exigió al Gobierno el cese de las cargas policiales contra los vecinos de su municipio en el referéndum unilateral del 1-O y pidió al ya expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que "dejara tranquilos" a los alcaldes y no trasladara la tensión política a los ayuntamientos.