Ir a contenido

EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Puigdemont no se da por cesado y llama a la "oposición democrática" al artículo 155

El depuesto 'president' receta "paciencia, perseverancia y perspectiva" y afirma que solo puede destituirle el Parlament

El Periódico

 Puigdemont en su mensaje de Presidente de la Generalitat, hoy 28 de octubre en TV3

Carles Puigdemont no se da por destituido como presidente de la Generalitat y, en un mensaje grabado que ha emitido este sábado TV-3, ha llamado a los catalanes a resistir de forma "pacífica y democrática" a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El depuesto jefe del Govern ha denunciado que las medidas de Mariano Rajoy "son contrarias a la voluntad expresada por los catalanes en las urnas, y ha advertido de que "solo los parlamentos ponen y cesan gobiernos". Pero no ha dado ni una pista de cómo ejercer esa "oposición democrática" al 155.

En medio de un clima de secretismo, Puigdemont ha hecho su primera intervención pública desde que abandonara el Parlament tras la aprobación de una resolución en la que se proclamaba Catalunya como un "Estado independiente en forma de república". Lo ha hecho a través de un mensaje grabado -no en el Palau de la Generalitat, sino en la sede de la delegación del Govern en Girona- que ha emitido TV-3, ante un atril con el logotipo de la Generalitat y junto a las banderas catalana y europea.

El propio comunicado de convocatoria ya dejaba claro que no se aceptan las medidas adoptadas ayer por el Gobierno de Rajoy, ya que anunciaba el mensaje de Puigdemont como "declaración institucional del presidente de la Generalitat de Catalunya". Tras asegurar que el viernes fue un día "histórico", el ya 'expresident' ha apelado a "seguir defendiendo la etapa en la que entramos con civismo y paz".

"Sin violencia ni insultos"

"Sigamos reaccionando sin violencia, ni insultos. Respetando a todos. Nuestra voluntad es continuar trabajando para cumplir los mandatos democráticos y a la vez buscar la máxima estabilidad y tranquilidad, entendiendo las dificultades lógicas que comporta una etapa de esta naturaleza, que nuestro país no ha recorrido nunca", ha afirmado antes de recetar "paciencia, perseverancia y perspectiva". "La mejor manera de reaccionar es la oposición democrática a la aplicación del artículo 155. Hemos de hacerlo preservándonos de la represión y las amenazas, con una conducta cívica y pacífica. Nosotros no queremos la razón de la fuerza", ha aseverado.

En una línea parecida, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, que tampoco acata su cese como vicepresidente del Govern, ha pedido en Twitter a los catalanes que sean "conscientes de las dificultades" que pone el Estado para hacer efectiva la declaración de independencia y ha reclamado "esfuerzo y perseverancia".

El Gobierno obvia el mensaje

Fuentes del Gobierno informaron de inmediato de que la Moncloa no iba a analizar las declaraciones de Puigdemont, porque ha sido cesado como presidente de la Generalitat "a todos los efectos". Pero esas fuentes dejaron caer una advertencia velada: "Desde este momento la calificación de sus conductas corresponde al ámbito judicial". El Gobierno central espera que "las nuevas elecciones permitan devolver la dignidad a las instituciones de Catalunya del deterioro que han sufrido durante el Govern de Puigdemont".

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha confiado que la Generalitat aceptará todas las medidas anunciadas por el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y ha avisado de que, de lo contrario, el Estado tiene "recursos" para que se cumpla la ley y no haya desobediencia.