Ir a contenido

La jueza acuerda aprehender los documentos que los Mossos iban a quemar

La Policía le comunica el traslado de papeles presuntamente vinculados al 1-O

El cuerpo autonómico alega que son datos reservados de la Comisaría de Información

El Periódico

 Audiencia autoriza a la Policía a inspeccionar archivos que los Mossos quería quemar. / EFE

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha acordado, a instancias de la Policía, aprehender los documentos que los Mossos d'Esquadra transportaban en una furgoneta con la intención de destruirlos en la incineradora de San Adrià de Besòs.

La magistrada ha adoptado esta decisión a petición de los agentes españoles, que le comunicaron la existencia de tres vehículos en cuyo interior había información que, según sospechan, podría estar relacionada con la investigación abierta por un delito de sedición, que ella misma instruye, o con la posterior celebración del 1-O.

Tras la pelea esta madrugada en un bar de Barcelona, la tensión entre los distintos cuerpos de seguridad desplegados estas semanas en Catalunya ha ocasionado este jueves un nuevo incidente en las puertas de la incineradora. 

Cinco furgonetas

Los Mossos se han topado con un control del Cuerpo Nacional de Policía en la entrada de la instalación, compuesto por cinco furgonetas de antidisturbios (Unidad de Intervención Policial). Según esta versión, los policías españoles han requerido la documentación a los Mossos y estos se han negado. La Policía ha comunicado entonces a la magistrada para pedir una orden que les conminara a entregar la documentación dada su sospecha de que podría estar vinculada al referéndum sobre la independencia de Catalunya del 1-O. Cuando la orden ha llegado, los agentes del CNP, que han identificado a los mossos y los han retenido durante media hora, se han llevado todos los informes que iban a ser destruidos. 

Segun fuentes de los Mossos, la documentación que querían incinerar los agentes autonómicos pertenece a la Comisaría de Información y la quema de estos informes es habitual. Agregan que toda la información que iba a ser incinerada también está duplicada en soporte digital. 

0 Comentarios
cargando