Ir a contenido

El 'momento Montilla'

De 'president' a 'president' pide a Puigdemont que, "por patriotismo", eche el freno de la DUI y convoque elecciones

Roger Pascual

El ’expresident’ José Montilla, junto a Xavier García Albiol y otros senadores de designación autonómica, en el Parlament

El ’expresident’ José Montilla, junto a Xavier García Albiol y otros senadores de designación autonómica, en el Parlament / JULIO CARBO

Séneca es, seguramente, el senador más famoso de la historia. Símbolo del estoicismo, tuvo una vida intensísima, con dos sentencias de muerte incluidas, tras la que dejó una multitud de aforismos. "Si quieres que tu secreto sea guardado, guárdalo tú mismo", decía uno de ellos que le viene ni que pintado a José Montilla en un momento en que ha vuelto por sorpresa a estar bajo los focos. Hombre tan discreto como el papel del Senado en el ordenamiento jurídico español hasta que el 155 ha situado de repente a la Cámara alta y al 'expresident' en la primera fila del coliseo, en plena pugna en la arena entre Carles Puigdemont y Mariano Rajoy. Todas las miradas se centran ahora en Montilla, el único senador del PSC. Fiel al espíritu estoico de Séneca y a la máxima del filósofo, nada se ha podido destilar en su intervención de este martes en el Parlament de lo que hará el viernes.

De 'president' a 'president' le ha pedido a Puigdemont que, "por patriotismo", eche el freno de la DUI y convoque elecciones. En los 10 minutos de su intervención inicial, que ha abierto la comparecencia de los senadores en la comisión de Afers Institucionals del Parlament, ha seguido al dedillo el argumentario del PSC (el mismo que ha desglosado también Miquel Iceta en el club Siglo XXI de Madrid, donde ha pedido un pacto de Estado por Catalunya): críticas al Gobierno y al Govern, rechazo a la independencia unilateral y a la suspensión del autogobierno y reclamación de diálogo para evitar el choque de trenes que desde hace tiempo se augura desde la sede de Nicaragua. "Nunca se había visto a un gobierno democrático y un parlamento representativo banalizar la desobediencia a la ley y justificar su evidente vulneración. Nunca se había visto un Govern tan secuestrado por sectores y entidades respetables, pero que no forman parte del Govern ni son miembros del Parlament", ha sentenciado, en un discurso duro en el que no ha ahorrado reproches a Rajoy pero, sobre todo, a Puigdemont. De hecho le ha llegado a pedir que piense "menos en la épica y la trascendencia histórica y más en las soluciones posibles a los problemas presentes". En su turno de réplica se ha tomado incluso la licencia de, versionando a su parodia del programa 'Polònia', hacer un 'xist' al decir que si a su Govern "le llamaban el Dragon Khan qué le dirían al de hoy"

Montilla tiene claro lo que va a hacer este viernes, como ya avisó el domingo en Twitter. Los recordatorios continuos que se hacen desde las filas socialistas a que no solo actuará en el Senado como senador del PSC sino también como 'expresident' de la Generalitat y como senador por designación autonómica hacen creer que podría romper la disciplina de voto socialista, cuando está todavía fresca en la memoria la insumisión del PSC en la investidura de Rajoy. La abstención es la opción por la que apuestan varios miembros insignes de los socialistas catalanes, aunque señalan que "Montilla es Montilla". Volviendo a Séneca, "la vida es una obra teatral que no importa cuánto haya durado, sino cuánto bien haya sido representada". Y ahora, tras muchos tiempos alejado de la escena, a Montilla le vuelve a tocar ser protagonista para interpretar un papel muy difícil.