Históricos del sector catalanista del PSC llaman a oponerse al 155

Raimon Obiols y Laia Bonet acusan al PP de querer "abatir el catalanismo"

Raimon Obiols, el pasado 8 de marzo, en la presentación de sus memorias políticas, en Barcelona.

Raimon Obiols, el pasado 8 de marzo, en la presentación de sus memorias políticas, en Barcelona. / CARLOS MONTAÑÉS

Se lee en minutos

El Periódico / Barcelona

Varias personalidades clave en la historia del PSC, a lo largo de distintas épocas, han lanzado este domingo un manifiesto acerca de la aplicación del artículo 155 de la Constitución que pretende Mariano Rajoy con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos.

Raimon Obiols, Laia Bonet, Jaume Bellmunt, Daniel Font, Jordi Font, Joan-Carles Mas y Eduard Rivas, del que en su día se conoció como el sector catalanista del partido,  afirman en el texto que “el PSC se ha convertido en el enemigo a abatir” para el PP, “pues su debilitamiento es la garantía contra una mayoría alternativa en España” y para el “’procesismo’ de puentes rotos, porque el PSC es el último que queda y por eso lo quieren destruir”. Ante esto, los firmantes desearían que su partido fuera “más fuerte y, por eso, lo quieren situado enérgicamentecontra la brutalidad irresponsable del Gobierno del PP y contra la aplicación del artículo 155”.

Los siete notables tildan de “absoluta y brutal” la intervención del Govern que persigue el PP sobre la base “de una interpretación abusiva de la norma”, revelando el interés de la derecha española por “abatir”, no ya el independentismo, sino “el catalanismo en su pluralidad”.

El PP, "ni idea de Catalunya"

Noticias relacionadas

El texto reparte críticas a los dos bandos antes desglosados. “EL PP no tiene ni idea de lo que es Catalunya y el ‘procesismo’ de lo que es un Estado”, afirma para sentenciar que las “estrategias maximalistas y unilaterales del PP y del ‘procesismo’ han causado un destrozo monumental”

Los firmantes hacen, asimismo, un llamamiento a todos los socialistas “de dentro y de fuera del PSC y al conjunto de las izquierdas catalana” a no contribuir “ni que sea de manera involuntaria” a los “designios de división y fragmentación que pesa sobre la izquierda catalana”