El Ayuntamiento de Barcelona impulsa servicios digitales con código y estándares abiertos

Se lee en minutos

Quiere un mercado digital que favorezca la compra pública innovadora y ayudar a pymes locales

El Ayuntamiento de Barcelona ha elaborado un Plan de Transformación Digital que incluye apostar por la prestación de servicios digitales con código y estándares abiertos.

El compromiso es que el 70% de la inversión municipal en desarrollo de nuevo software se hará con código abierto, lo que permitirá favorecer la elección de pequeños y medianos proveedores y "eliminar costes en licencias de uso de los grandes proveedores tecnológicos", según un comunicado del Ayuntamiento.

Así, el Comisionado de Tecnología e Innovación de Barcelona, que lidera Francesca Bria, pretende crear un mercado digital para favorecer la compra pública innovadora y facilitar el acceso de las pequeñas empresas locales.

También se quiere facilitar a la ciudadanía las gestiones con la administración: reducirles la carga y reaprovechar información ya existente, para que la gente no deba aportar de nuevo documentos; que los nuevos servicios digitales sean fáciles usar; y que el servicio por el canal digital funcione las 24 horas y los 365 días del año.

72 MILLONES DE PRESUPUESTO

El Plan, que prevé 20 proyectos, tiene un presupuesto de 72 millones de euros: 31.750.000 se destinarán a los proyectos del Programa para la Digitalización Abierta: Programario Libre y Desarrollo Ágil de Servicios a la Administración Pública.

Entre los 20 proyectos están un cuadro de mando para la gerencia municipal; un Portal de Atención Ciudadana; Servicios Municipales en el móvil; la plataforma de participación ciudadana Decidim Barcelona; un sistema de información de derechos sociales; la agenda de eventos y equipamientos Asia; el sistema de información del Institut Barcelona Esports; la E-administració, y la migración del correo corporativo.

Te puede interesar

También están una nueva estación de trabajo con aplicaciones de programario libre y abierto; herramientas para desarrollar aplicaciones basadas en tecnologías abiertas; un escritorio abierto; un identificador Mobile-ID/e-ID; servicios desarrollados en código abierto; el servicio City OS de analítica avanzada de datos, y un cuadro de mando de ecología; el Observatori de l'Habitatge (Ohb).

El resto son el proyecto piloto europeo Dcode realizado junto a Amsterdam para gestionar la soberanía de datos para la economía compartida; el Digital Marketplace que facilite la contratación pública a pequeñas empresas, y la nueva versión del servicio multicanal de incidencias, reclamaciones y sugerencias Iris.