EL PULSO SOBERANISTA

Junqueras será apartado de Economia si se aplica el artículo 155

El Gobierno central pilotará la prórroga del presupuesto de la Generalitat si la interviene

"No puede haber Estado sin Hacienda pública", advierte el ministro Cristóbal Montoro

El vicepresidente del Govern y máximo responsable de Economía de Catalunya, Oriol Junqueras.

El vicepresidente del Govern y máximo responsable de Economía de Catalunya, Oriol Junqueras. / EFE / ANDREU DALMAU

Se lee en minutos

Rosa M. Sánchez / Madrid

El Gobierno de Mariano Rajoy tiene preparada su estrategia para poder aplicar de forma rápida el artículo 155 de la Constitución sobre la Generalitat en el caso de que el president Carles Puigdemont no exprese con claridad antes de las 10 horas de este jueves que no existe una declaración unilateral de independencia (DUI) en Catalunya. Una de las piezas claves en la aplicación del artículo 155 sobre la Generalitat pretende ser la intervención de la Hacienda catalana, que, según los planes diseñados hasta ahora por el Gobierno, incluiría el cese del vicepresidente, Oriol Junqueras, como titular de la Conselleria d'Economia.

De este modo, la sustitución de altos cargos no se limitaría al 'president' Puigdemont sino que alcanzaría a otros miembros de su equipo.

Un paso más

En los planes del Gobierno sobre la intervención de la Hacienda de Catalunya, se incluye la opción de seguir avanzando en la línea ya inaugurada por el Gobierno central en septiembre con el control por parte de Hacienda de los pagos de la administración catalana y la posterior decisión de adelantar a septiembre el cierre presupuestario de las comunidad autónoma, impidiendo así a sus responsables políticos contraer nuevos compromisos de gasto hasta finalizar el año.

La decisión adoptada en septiembre por el Ministerio de Hacienda para controlar los pagos de la Generalitat afecta a los ingresos que recibe la comunidad provenientes del sistema de financiación autonómica (aproximadamente, el 80% del total). A partir de aquella decisión es Hacienda quien autoriza cada uno de los pagos que realiza la Generalitat, incluidos los de las nóminas de los funcionarios.

Dar un paso más en este mecanismo implicaría -según fuentes oficiales- extender el control de pagos también a los ingresos provenientes de los impuestos propios de la comunidad autónoma, tales como los de transmisiones patrimoniales, sucesiones, patrimonio y medioambientales. El control de los pagos pasaría así del 80% al 100% de los ingresos. Todas las obligaciones de la administración catalana serían atendidas por el Banco de España a través del depósito ya constituído por el Ministerio de Hacienda con los ingresos que le corresponden a Catalunya de su sistema de financiación 

Además, la definitiva intervención del Presupuesto de la Generalitat implicaría que el Ministerio de Hacienda asumiría la tarea de proyectar y gestionar la prórroga del presupuesto autonómico del 2017 al 2018.

"No puede haber Estado sin Hacienda pública"

En un acto público organizado por el diario 'El Economista' para la presentación de un libro sobre la historia de esta cabecera de la prensa económica, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha criticado que desde el Gobierno catalán "se está yendo contra la recuperación económica y la creación de empleo" y que los políticos que gobiernan en Cataluña están "engañando" a los catalanes y al resto de España sobre la hipotética Cataluña independiente que, además de perder la estructura de grandes empresas, "se va a empobrecer y no va a tener la capacidad de recaudar".

Te puede interesar

"No la tiene actualmente", ha recordado Montoro en declaraciones a los periodistas antes del inicio del acto público. Según el ministro, desde la Generalitat deberían explicar que "no pueden hacer un Estado sin una Hacienda pública", en alusión a la intervención de las cuentas catalanas. 

Durante su intervención pública, Montoro ha insistido en que la situación política actual de Cataluña es "muy perjudicial" para la continuidad de la recuperación económica, constituye una "amenaza" para el empleo de los catalanes, y si persiste el desafío independentista "se va a empobrecer", al tiempo que ha señalado que "no se puede hacer un Estado sin Hacienda pública". El ministro, sin embargo, ha evitado hacer alusión alguna a la hipotética aplicación del artículo 155 sobre la Hacienda catalana.