EL ÓRDAGO SOBERANISTA

Los Mossos acusan a la Guardia Civil y a la Policía Nacional de actuar por su cuenta el 1-O

La policía autonómica señala que los dos cuerpos estatales intervinieron antes de que se les pidiera

El informe remitido al TSJC defienden su labor y argumentan impidieron votar en 446 centros

Un grupo de guardias civiles custodian, el domingo, la puerta de un CAP de Sant Andreu de la Barca que fue un punto de votación del referéndum.

Un grupo de guardias civiles custodian, el domingo, la puerta de un CAP de Sant Andreu de la Barca que fue un punto de votación del referéndum. / ALBERT BERTRAN

1
Se lee en minutos
J. G. Albalat / Barcelona

Los Mossos d’Esquadra han remitido este miércoles a la jueza del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Mercedes Armas, que investiga la actuación del Gobierno catalán en la preparación del 1-0, un informe en el que acusa a la Policía Nacional y la Guardia Civil de actuar por su cuenta en la jornada de votación sin que se hubiera requerido su presencia, tal y como habían quedado en las reuniones de coordinación.

Noticias relacionadas

El escritos expone que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil solo podían actuar a requerimiento de la policía autonómica. Así se hizo en determinados casos, pero en otros, incide, lo hicieron antes de que se les pidiera, sin informar “ni comunicar estas acciones a los Mossos". Agrega que "a lo largo de toda la jornada tampoco se dio ninguna explicación" de porque se "actuó de manera diferente a la acordada en las reuniones de coordinación".  

Locales intervenidos

La policía autonómica defiende su actuación ese día y argumenta que si no pudieron impedir la votación en algunos colegios electorales es porque había mucha gente y que cerrarlos hubiera supuesto “un uso de la fuerza que habría podido general un daño superior al que se pretendía evitar” . Aún así, señalan que levantaron los días previos al referéndum (del 27 al 30 de septiembre) 6.700 minutas y actas. El mismo, 1-O, señala el informe, custodiaron 287 centros de votación que no llegaron a abrir, se paró la actividad en 99 colegios electoras, decomisaron más de 400 urnas a 141 locales, papeletas, documentos y material informático. Por lo tanto, calculan que impidieron la votación en un total de 446 centros. En el operativo participaron 7.850 personas