EL LENDAKARI, DISPUESTO A MEDIAR ENTRE EL ESTADO Y EL GOVERN

El lendakari se ofrece como mediador a la UE ante la crisis catalana

Iñigo Urkullu lamenta la falta de diálogo y considera que "todavía estamos a tiempo"

El PNV ha reclamado a Jean Claude Juncker que incorpore a la agenda europea la situación de Catalunya

El lendakari Iñigo Urkullu ha comunicado a la UE que está dipuesto a mediar entre el Gobierno español y el catalán

El lendakari Iñigo Urkullu ha comunicado a la UE que está dipuesto a mediar entre el Gobierno español y el catalán / JUAN MANUEL PRATS

1
Se lee en minutos
Aitor Ubarretxena
Aitor Ubarretxena

Periodista

ver +

El lendakari Iñigo Urkullu se ha puesto a disposición del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, para propiciar "una mediación europea" entre el Gobierno español y el catalán. Este ofrecimiento está en sintonía con la postura del PNV, que  hace unas semanas anunció solemnemente su disposición a “tender puentes” para “reconducir la situación actual”.

En sus últimas declaraciones, Urkullu ha evidenciado su inquietud por el momento que atraviesa Catalunya. Así, tras el discurso de Felipe VI en el que acusó a la Generalitat de "fracturar" la sociedad catalana e intentar "apropiarse" de las instituciones de Catalunya, el lendakari lanzó un mensaje por Twitter en el que mostraba su “perplejidad total”, así como su “máxima decepción preocupación" por las palabras del monarca.

En una comparecencia pública realizada esta mañana en Galdakao (Vizcaya), ha lamentado que no se aprecie “voluntad de acuerdo ni mención a puentes para reconducir la situación actual”. Y ha añadido que “sigo pensando que estamos a tiempo”.

Noticias relacionadas

El ofrecimiento del mandatario vasco ha sido desvelado por la europarlamentaria del PNV Izaskun Bilbao, quien ha recordado que la UE “no se construyó intercambiando reproches y esgrimiendo los límites de la ley, sino escuchando, entendiendo al otro y construyendo con él”.

El PNV también ha reclamado a Juncker que incorpore a la agenda europea el problema que se vive en Catalunya, porque la estabilidad de un estado miembro "está en juego y, en consecuencia, la de la propia Unión".