Ir a contenido

Rifirrafe entre Farage y González Pons por Catalunya

El euroescéptico británico utiliza la represión policial del 1-0 para atacar a Juncker y el español le responde que no es un demócrata

Silvia Martínez / Bruselas

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (izquierda), y el exlíder del UKIP, Nigel Farage.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (izquierda), y el exlíder del UKIP, Nigel Farage. / PATRICK HERTZOG

La actuación policial en Cataluña se ha colado brevemente esta mañana en el debate de la Eurocámara sobre las negociaciones del 'brexit'. El eurodiputado euroescéptico británico Nigel Farage ha aprovechado su turno de palabra para afear al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el no haber opinado sobre la represión vista el domingo a lo que el portavoz del PP, Esteban González Pons, le ha reprochado su talante antidemocrático.

"Estamos asombrados de que Juncker no venga aquí y no haga ninguna mención a los acontecimientos dramáticos que han tenido lugar en un Estado miembro de la UE que supuestamente es una democracia moderna", se ha arrancado Farage. El presidente de la Comisión Europea ha seguido su intervención a escasos metros y se ha marchado sin hacer comentarios. "Nunca hubiera pensado que vería a la policía de un Estado miembro hiriendo a 900 personas en un intento de frenarles para que no votaran, sea legal o no, solo por expresar su opinión. Hemos visto mujeres arrastradas, ancianas heridas. Y Juncker, ¿qué dice?. Nada", ha espetado.

Minutos después el eurodiputado y líder de los populares españoles, Esteban González Pons, reaccionaba con dureza. "Mi país no puede aceptar lecciones de democracia de quien no considero que sea un democrata", le ha recriminado. "Hace que me alegre del 'brexit' porque gracias al 'brexit' se marchará de esta Cámara la extrema derecha. Si le quería hacer un favor a los independentistas de Catalunya ha hecho justo lo contrario", ha asegurado echándole en cara que no se quedara a escuchar su respuesta. "Quienes intentan ilegalmente la independencia no esperaban el apoyo de la extrema derecha", ha añadido.

El rifi-rafe no ha ido a más. Solo otra eurodiputada euroescéptica británica ha hecho una referencia a lo ocurrido el domingo en Catalunya aunque el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, también ha creído conveniente salir en defensa de España. "España es un país democrático, que quede claro! Felipe Gonzalez y (Adolfo) Suarez construyeron una gran democracia. Evitemos polémicas entre uno y otro país", ha zanjado. Y lo mismo el jefe de filas de los socialistas españoles, Ramón Jauregi, que en su intervención ha calificado la intervención de Farage como un "torpedo mortal a la causa independentista de Catalunya" porque "no puede haber peor apoyo que el de Farage, el de la ultraderecha".