Ir a contenido

TARRAGONA

Cargas en Sant Carles de la Ràpital y Sarral para evitar la votación

Algunos colegios de la capital tarraconenes pueden votar con cierta normalidad

El Periódico / Barcelona

Votaciones en el IES Martí i Franques de Tarragona.

Votaciones en el IES Martí i Franques de Tarragona. / JOAN REVILLAS

Unidades antidisturbios de la Policía Nacional han realizado cargas en el pabellón ferial de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), único punto de votación establecido en el municipio del Ebre. Decenas de agentes, con pistolas de aire comprimido, escudos y porras ha acordonado la entrada del pabellón  y han realizado hasta tres cargas golpeando con las porras a las personas que intentaban impedir el acceso. Una decena de personas ha resultados heridas, algunos con cortes en la cabeza.

Finalmente los agentes han entrado en el recinto y se han llevado las urnas vacías. Las urnas con los votos de los ciudadanos, las han podido esconder.  El alcalde de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), Josep Caparrós (ERC), ha denunciado que los ciudadanos de su municipio que querían votar "han sido aplastados por las fuerzas de seguridad españolas". La Guardia Civil ha efectuado dos cargas contra las personas que les impedían entrar en el pabellón ferial para retirar las urnas, lo que finalmente han conseguido tras utilizar sus porras para dispersar a los concentrados.

En declaraciones a los periodistas, Caparrós ha calificado de "grave, violenta y antidemocrática" la actuación de la Guardia Civil "que ha cortado el derecho a decidir de los ciudadanos de Sant Carles que solo tenían por objetivo decidir su futuro y han sido aplastados por las fuerzas de seguridad españolas". Según el alcalde, "el objetivo como mínimo es garantizar el derecho a decidir de todos los municipios hermanos de las Tierras del Ebro y ejercer nuestro derecho a voto si es necesario desplazándonos a otros municipios".

Asimismo, Cerca de una veintena de vehículos de la Guardia civil y una quincena de efectivos ha hecho parada en las poblaciones de Sarral (Conca de Barberà) y Cabra del Camp (Alt Camp) entre las nueve y las 10 de la mañana. Los agentes, la mayoría uniformados, armados y con porras y otros de paisano, han actuado como fuerza para entrar al único colegio local del municipio donde se podía votar. Las personas concentradas han intentado frenarlos, pero la policía se ha abierto paso a la fuerza. las cargas han provocado tres heridos.

Votación en Tarragona

El mayor punto de votación de la ciudad de Tarragona, el Institut Antoni de Martí i Franquès, ha abierto este domingo sus puertas pasadas las 9.00 horas para que los ciudadanos pudieran votar en el referéndum bajo la vigilancia de la Policía Nacional. Cuatro furgones policiales vigilan desde una explanada adyacente el patio del centro, en el que se encontraban más de 300 personas que esperan para participar en la votación.

Sobre las 10 horas, no ha habido ningún tipo de actuación policial ni aviso, y los concentrados ha podido depositar su voto sin incidencias, salvo algún impedimento por la conexión a internet. En el interior del instituto, las mesas se han configurado sin problemas según algunos voluntarios, muchos de ellos después de haber pasado la noche en las instalaciones del centro.

Los aplausos no han cesado después de que los ciudadanos salieran de votar y también se ha coreado en reiteradas ocasiones 'Votem!'.

En otro punto de la ciudad, decenas de vecinos han cerrado las puertas del CEIP Tarragona para evitar la eventual entrada de la Policía Nacional después de que un grupo de jóvenes, en la azotea del centro, avistaran varios furgones policiales.

Pasadas las 11.30 horas, las más de 200 personas agolpadas en la calle para poder acceder al centro y votar han elaborado un cordón preventivo para frenar la entrada de policías en la escuela.