Ir a contenido

LA CUESTIÓN DEL 1-O

Som Escola llama a defender los colegios ante los precintos judiciales

Miembros de la comunidad educativa proponen que padres, exalumnos y profesores abran las escuelas el domingo

Los convocantes quieren exhibir la imagen de colas de ciudadanos resistiendo ante la prohibición judicial

Carmen Jané / Barcelona

Representantes de Som Escola en la sede de Òmnium Cultural este miércoles.

Representantes de Som Escola en la sede de Òmnium Cultural este miércoles. / CHRISTIAN MORALES

La comunidad educativa se ha propuesto plantar cara a la ofensiva judicial contra la convocatoria de referendum unilateral de independencia del 1-O con una amplia protesta ante los colegios electorales, cuyo objetivo será intentar burlar la orden dada este miércoles por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) de clausurar los centros de votación.

La plataforma Som Escola, que agrupa a 43 entidades educativas y sociales catalanistas (desde la Associació de Mestres Rosa Sensat y el Consell de la Joventut de Catalunya a los Minyons Escolta, los sindicatos docentes u Òmnium Cultural), ha hecho un llamamiento a defender de la amenaza de precinto judicial los centros educativos designados como colegios electorales el próximo domingo cercándolos con miles de personas.

La campaña Escoles Obertes llama a una movilización solo “de adultos con derecho a voto”, sin los niños, para “organizar colas de gente para garantizar que todo el mundo pueda votar”. Su idea, en palabras del portavoz Josep Maria Cervelló, es conseguir “una victoria cívica y colectiva” ante la amenaza del precinto. “Mostrar gente ante la policía”, resumió.

Som Escola, que nació para defender el modelo de escuela catalana tras la imposición de la 'ley Wert' y las sentencias del Tribunal Supremo que cuestionaban el papel del castellano en el currículum docente y ante las que proponía responder con insumisión, ha abierto también una web, https://escolesobertes.eu, para crear un censo de personas dispuestas a organizarse y movilizarlas posteriormente ante lo que considera una “amenaza”.

“Rechazamos la intención de precintar colegios y queremos abrirlos a la democracia y al referéndum”, afirmó Cervelló. “Nos comprometemos a hacer lo posible para que el próximo domingo la jornada se desarrolle con total normalidad y que todos los catalanes puedan ir a su colegio electoral a expresar libremente su opinión en una urna”, señala el manifiesto que leyó. “Ese día las escuelas han de dar una lección”, dijo después ante el aplauso de los representantes asistentes.

"Sin adoctrinamiento"

Cervelló, portavoz también del sindicato USTEC, respondió a las acusaciones del ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, ya replicadas por la ‘consellera de Ensenyament Clara Ponsatí, de que en Catalunya se adoctrina a los niños en las escuelas, afirmando que “adoctrinamiento es lo que se hacía en las escuelas franquistas, ahora no”. “Igual Rajoy, hijo de franquistas, tiene una visión más amable de entonces, pero la escuela democrática comenzamos a hacerla en la clandestinidad contra Franco”, dijo, y llamó a ejercer una escuela “luminosa”.

Ante la orden a los Mossos de que las escuelas queden precintadas este viernes, solo precisó que los movilizados “estarán cuando tengan que estar” y que ahora solo era un llamamiento a saber quién estaba dispuesto a plantar cara apuntándose a una web y “luego ya organizaremos”. Pasadas las seis de la tarde, ya eran 12.000 los inscritos, según el contador de la página.

“No contravenimos ni ponemos en cuestión ninguna orden que pueda recibir nuestra policía, solo decimos lo que queremos hacer: una movilización democrática y festiva”, afirmó. El portavoz no concretó cómo pensaban organizar la resistencia, aunque ofreció varias opciones: organizar actividades “durante todo el día”, acudir solo el domingo o guardar una llave del centro, aunque descartó que se promuevan encierros o actividades nocturnas en las escuelas para obstaculizar el cierre por parte de la policía.

Inicio el viernes

La web de Escoles Obertes hace un llamamiento a llevar ropa cómoda, agua y comida, a compartir la movilización en las redes sociales y a no difundir rumores, así como a obedecer las instrucciones que se vayan dando. En Twitter varios usuarios ya barajaban este miércoles el inicio de la protesta para el viernes a las 4 de la tarde, o llamaban directamente a llevar el saco de dormir. Incluso en la web se alude al avituallamiento con el icono de una cama.

En el caso de los directores de centros públicos, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya ha pedido a los Mossos que identifiquen a los directores de centros escolares designados como colegio electoral, les notifiquen que podrían cometer un delito si autorizan las votaciones en su local y les conminen a entregar las urnas y el material relacionado con el referéndum que hayan recibido.

La Conselleria d’Ensenyament pidió a los directores de centros que entregaran las llaves en el departamento para evitar ser acusados de desobediencia o prevaricación. Así es el Govern quien asume las responsabilidades.

En el caso de los centros privados, la situación es más compleja, como admitía este miércoles el director de la Associació Escola Catalana, Oriol Blancher. En este colectivo, el criterio de apertura depende de la propiedad del edificio o los responsables del centro escolar. “Los directores fueron informados por los Mossos de que pueden ser acusados de malversación de caudales, desobediencia o prevaricación. Si una escuela privada se abre, la responsabilidad recae sobre un particular”, dijo Blancher.