Ir a contenido

debate soberanista

La movilización permanente por el referéndum toma Barcelona

20.000 personas se concentran ante el TSJC para reclamar la libertad de los "presos políticos"

ANC y Òmnium fijan el passeig Lluís Companys como epicentro de su manifestación

Roger Pascual

Concentración por la liberación de los detenidos durante la jornada de ayer. / J.COTRINA / R. FADRIQUE (VÍDEO)

Miles de personas se han concentrado ante las puertas del TSJC, siguiendo el llamamiento de la ANC para reclamar la libertad de los "presos políticos". 20.000 almas, según la Guardia Urbana, han llenado el passeig Lluís Companys, que las entidades soberanistas han fijado como enclave de una movilización que aspiran a que sea permanente.

Muchos habían estado ya el miércoles en las concentraciones ante la sede la conselleria de Economia y la de la CUP. Y muchos de ellos aseguran estar dispuestos a hacerlo tantas veces como haga falta. De momemto, ANC y Òmnium tienen intención de mantener la concentración ante el TSJC hasta que hayan salido a la calle los siete detenidos que siguen bajo custodia. Se da la circunstancia de que no está previsto que los acusados de sedición tengan que pisar la sede del TSJC, ya que están repartidos entre las dependencias de la Guardia Civil de Travessera de Gràcia y de Sant Andreu de la Barca y cuando tengan que ir a declarar lo harán en la Ciutat de la Justícia.

Junto al Arc del Triomf se han congregado diputados de las formaciones independentistas, incluida la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, junto a dirigentes de los 'comuns' como Xavier Domènech, Gerardo Pisarello y Joan Josep Nuet, o de Podem, como Albano Dante Fachin. Forcadell se ha dirigido a los "presos políticos" para decirles que no están solos. "Tenéis un pueblo detrás, sois nuestros héroes y heroínas", ha añadido antes de llamar a la participación en la consulta: "La mejor manera de demostrar que no tenemos miedo es ir a votar el 1-O". La diputada de la CUP Gabriela Serra ha reclamado a ir a las plazas, calles y colegios a depositar el voto. Y es que, paradójicamente, la ofensiva del Estado puede servir de coartada perfecta para que la votación se acabe haciendo al aire libre, acabando con el lío de la cesión de locales municipales

Domènech ha pedido que Catalunya sea "un solo pueblo" y que "millones de manos y corazones se unan para sacar a los presos políticos. Gritos de "vota sí" han tapado parte de su discurso. Jordi Sànchez, el presidente de la ANC, ha advertido a Mariano Rajoy que "nuestro Estado es la gente, es el pueblo, y este Estado es imbatible". Por su parte, Jordi Cuixart, de Òmnium Cultural, ha comparado España con Turquía y ha sentenciado que "el pueblo de Catalunya está evitando un verdadero golpe de Estado".

En un ambiente de indignación, en el que retumbaban los gritos de "libertad detenidos", "fuera las fuerzas de ocupación" o "votaremos" también ha habido espacio para la guasa. Cuando un clan familiar ha salido del juzgado ha sido aclamado por la multitud con gritos de "libertad" a la que ha correspondido saludando y haciendo el gesto de desesposarse.