Ir a contenido

El Gobierno ofrece diálogo sobre fiscalidad a la Generalitat si "vuelve a la ley"

El Ejecutivo central abre la puerta a la negociación tras el 1-O pero lo condiciona a que se desconvoque la cita

El PSOE insiste en que "delegarlo todo al poder judicial no es una salida" a la situación en Catalunya

Patricia Martín / Juan Ruiz Sierra / Madrid

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, tras el Consejo de Ministros. / JUAN MANUEL PRATS / VÍDEO: EFE

Un día después de que Mariano Rajoy diera por desmantelado el referéndum sobre la independencia a raíz de los registros y arrestos practicados en Catalunya, el Gobierno central lanzó ofertas de diálogo siempre que la Generalitat “vuelva a respetar la legalidad”. El ministro de Economía, Luis de Guindos, planteó este jueves una reforma de la financiación y más autonomía fiscal para la comunidad. Otros miembros del Ejecutivo central insistieron en que ahora solo cabe que el ‘president’ Carles Puigdemont convoque elecciones y haya una renovación en el sector independentista, un mensaje que también trasladó el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. El PSOE, mientras tanto, defendió la necesidad de dar una "solución política" a la crisis, más allá de la ley, a través de la recién creada comisión territorial, que comenzará a trabajar después de la convocatoria del 1 de octubre.  

"Una vez se abandonen los planes de independencia, podemos hablar", dijo De Guindos, que incluyó en esta hipotética negociación con el Govern la reforma del sistema de financiación. Así, el ministro de Economía explicó que el PP sería ahora más proclive a abordar asuntos fiscales y financieros que hace cinco años, cuando el entonces ‘president’, Artur Mas, pidió más autonomía en estas materias. “En el 2012 estábamos en medio de una crisis y centrados en evitar el rescate de España. Pero ahora la situación ha cambiado. Tenemos más espacio fiscal, tenemos una recuperación, y eso abre nuevas oportunidades para la discusión”, argumentó De Guindos en una entrevista con el ‘Financial Times’.

Pero el Ejecutivo central considera que los líderes actuales de Junts Pel Sí no están capacitados para liderar estas hipotéticas conversaciones. "Se han dejado inhabilitar por la CUP", dijo en TVE la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, para quien "se necesita una nueva generación de políticos independentistas". La tesis de Rivera fue similar. A su juicio, Puigdemont y el vicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, "no son parte del diálogo y no podrán serlo".

La comisión parlamentaria

El PSOE evita entrar en este tipo de conjeturas. Los socialistas reiteraron su apoyo al Gobierno para impedir el referéndum ("es un desafío a las instituciones democráticas", dijo su presidenta, Cristina Narbona), pero también subrayaron la necesidad de alcanzar una "solución política". El marco de ese futuro acuerdo debe ser, explicaron, la comisión para la evaluación y modernización del Estado autonómico. Aprobado por la Mesa del Congreso, el organismo abordará el encaje de Catalunya tras el 1-O. "El referéndum es un abismo. Y delegarlo todo al poder judicial no da salida a lo que estamos viendo en Catalunya", sostuvo la portavoz parlamentaria del PSC, Meritxell Batet.

Carmena no asistirá a la asamblea de Podemos y Colau se lo piensa

La asamblea parlamentaria organizada por Unidos Podemos este domingo en Zaragoza en protesta por la "represión" en Catalunya cuenta, por el momento, con una asistencia discreta. El cónclave pretende reunir a los parlamentarios del mayor número de fuerzas políticas y a los alcaldes de las ciudades más numerosas, pero la convocatoria está teniendo una acogida tibia. El primer 'no' fue del PSOE y ahora se suman otras ausencias destacadas. Fuentes del Ayuntamiento de Madrid confirmaron a este diario que su primera edil, Manuela Carmena, no asistirá.  El consistorio barcelonés ha explicado que la presencia de la alcaldesa, Ada Colau, no está prevista por ahora en la agenda.