Ir a contenido

Montoro bloquea el presupuesto de la Generalitat

La administración catalana no podrá contraer ninguna nueva obligación de gasto hasta final de año

Hacienda impone un plan de ajuste a Catalunya ante la negativa de Puigdemont a presentar uno propio

Rosa María Sánchez / Madrid

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, después de un Consejo de Ministros.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, después de un Consejo de Ministros. / DAVID CASTRO

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, prevé dar este miércoles un paso más en la intervención de las cuentas de la Generalitat de Catalunya con la que se pretende cerrar toda posible vía de financiación del referéndum del 1 de octubre. Montoro ha decidido imponer a la Generalitat el adelanto del cierre presupuestario del 2017 de modo que a partir de ahora ningún organismo de la administración catalana podrá contraer ningún nuevo compromiso de gasto hasta que acabe el año. Durante este periodo, solo se podrán pagar las obligaciones ya contraídas, los gastos de funcionamiento y el suministro de los servicios esenciales. 

Esta es la reacción que ha adoptado el ministro Montoro después de que el 'president' Carles Puigdemont haya desobedecido la obligación impuesta por el Gobierno de presentar un acuerdo de no disponibilidad (plan de recortes de gasto) en un plazo de 48 horas, que ha vencido este martes. “Si el presidente Puigdemont no adopta ese acuerdo de no disponibilidad (recortes), lo adoptará el ministro”, advirtió Montoro el viernes a modo de ultimátum, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La orden del Ministerio de Hacienda publicada en el Boletín Oficial del Estado este sábado indicaba que el acuerdo de no disponibilidad debía afectar a todos los partidas de gasto sin afectar a los funcionarios ni a los servicios esenciales, como educación y sanidad. Formalmente esta petición, al amparo de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, tiene como objetivo garantizar que Catalunya cumple el objetivo de déficit asignado para este año; en el fondo, esta medida busca cercar las finanzas de la Generalitat ante el pulso independentista.

Comunicación oficial

En la orden ministerial se establecía que "en caso de no ser adoptado en el plazo establecido", dicho acuerdo de no disponibilidad se adoptará por el ministro de Hacienda "que lo comunicará al Presidente de la Comunidad Autónoma y a su Intervención General". El ministro prevé hacerlo este miércoles y publicar el acuerdo en el BOE del jueves.

Mientras tanto, Hacienda está a la espera de que la Generalitat envíe al ministerio el listado de gastos ya comprometidos para empezar a dar las órdenes de pago correspondientes. Del envío de estos listados dependerá, por ejemplo, que los empleados públicos de la Generalitat puedan cobrar la nómina a partir del 26 de septiembre, o después.

El adelanto del cierre presupuestario es una medida drástica de control del gasto público que el propio Miniserio de Hacienda se vio forzado a adoptar en julio del año pasado  para frenar el déficit público del 2016 y evitar la amenaza de una multa de la Unión Europea. Entre julio y diciembre del 2016, el Estado no pudo contraer ningún compromiso nuevo de gasto y quedaron en suspenso tanto los programas de subvenciones y ayudas públicas a familias y empresas como las inversiones.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.