Ir a contenido

ENTREVISTA A 'EL MUNDO'

Maza dice que "se podría considerar" el arresto de Puigdemont porque el objetivo es "impedir el 1-O"

El fiscal general del Estado cree que los independentistas "buscan una reacción del Estado desproporcionada, que a ellos les vendría muy bien"

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza,durante su comparecencia en la sede de la Fiscalía ante los periodistas.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza,durante su comparecencia en la sede de la Fiscalía ante los periodistas. / FERNANDO VILLAR (EFE)

José Manuel Maza, fiscal general del Estado, ha afirmado que "se podría considerar" el arresto del 'president' Carles Puigdemont, porque "el objetivo principal es impedir que se celebre el referéndum". En una entrevista a ‘El Mundo’, el fiscal general no descarta "en absoluto" la posibilidad de pedir penas de prisión pero cree que se tiene que valorar si conviene hacerlo "ahora o después" del 1 de octubre.

Maza pide "prudencia" a la hora de actuar porque "estos señores buscan una reacción del Estado desproporcionada, que a ellos les vendría muy bien". A la vez, admite los límites que tiene la misma fiscalía: "Muchos piensan que la Fiscalía es la gran solución, que seremos como Superman y lo impediremos todo".

El fiscal general advierte que la fiscalía tiene que guardar las formas al actuar. "No solo se tiene que decidir si se impide o no, sino cómo se impide, si se actúa con la prudencia y la proporcionalidad necesaria", afirma en la entrevista, y asegura que actuarán “escalonada y gradualmente" para intentar impedir la celebración del 1-O. Entre las cosas que no pueden hacer está la suspensión del Govern por la vía penal: "No podemos suspender el Gobierno por la vía penal", ha declarado, y ha añadido: "Lo hemos estudiado".

Errores provocados

Maza distingue entre la prohibición de los actos y mítines de campaña y la prohibición del mismo referéndum. "El 1-O ya sería un acto ejecutivo nuclear y ya actuaremos con más energía", asegura. Aún así, recuerda que corresponde a las fuerzas de seguridad evaluar cada caso a la hora de actuar. En todo caso, remarca que lo más importante es "no cometer ningún error por las provocaciones que podamos sufrir".

Los "objetivos principales son mantener el orden público, la paz y la tranquilidad, y que no se celebre un acto ilegal", ha declarado Maza. Sobre la investigación a los más de 700 alcaldes que han expresado que apoyarán al 1-O, el fiscal general argumenta que no pueden "hacer excepciones" ya que hay un "posible delito". En este sentido, añade que lo que hacen es empezar por los de más población, que son actuaciones más graves".