RÉPLICA DEL GOBIERNO

Rajoy pide a Puigdemont que vuelva "a la racionalidad y a la legalidad"

El presidente insiste en que el referéndum "no se va a celebrar" y "las cosas volverán pronto a su cauce"

Mariano Rajoy abraza al primer presidente electo de la Xunta de Galicia, Xerardo Fernandez Albor, este sábado en un acto de homenaje por su centenario.

Mariano Rajoy abraza al primer presidente electo de la Xunta de Galicia, Xerardo Fernandez Albor, este sábado en un acto de homenaje por su centenario. / LAVANDEIRA JR. (EFE)

2
Se lee en minutos
El Periódico / Madrid

Como era de prever, el acto de los alcaldes catalanes con el 'president' Puigdemont de este sábado no ha movido un ápice la postura del Gobierno central. Su presidente, Mariano Rajoy, ha exigido a los dirigentes catalanes que reflexionen y vuelvan "a la racionalidad y a la legalidad". Y a los ediles, en particular, les ha reclamado "que cumplan la ley" y que "no colaboren en la celebración de un referéndum ilegal", anulado por el Tribunal Constitucional.

Rajoy, sin embargo, no ha abundado en la advertencia que lanzó el viernes en Barcelona ("Nos va a obligar a llegar a lo que no queremos llegar"), el mismo día en que el Ejecutivo suspendió de facto la autonomía financiera de Catalunya, una decisión que fue interpretada por el Govern como "una manera encubierta de aplicar el artículo 155" de la Constitución (que permite suspender la autonomía).

Así, ha asegurado que no quiere entrar en polémicas con Puigdemont ni con nadie y ha evitado hablar de "lo que pueda suceder en el futuro". Durante un acto de homenaje al primer presidente autonómico gallego en Santiago, el presidente ha hecho más hincapié en esta ocasión en que "las cosas volverán pronto a su cauce" y en que le gustaría que "fuera por un acto voluntario de quienes han organizado este espectáculo".

A la brava

"Cuando uno se pone en contra de la legalidad y de la racionalidad hay que pensar, sobre todo si lo hace a la brava, que nada bueno puede producir con su actuación. Pero cuando uno es capaz de rectificar también entiende todo lo bueno que se puede producir para él y los demás", ha abundado, combinando la amenaza de la víspera y la llamada a enmendarse de este sábado.

Rajoy también ha lanzado un mensaje particular a la alcaldesa de Barcelona. "La señora Colau ha dicho que ella no va a ceder locales para la celebración del referéndum. Por eso no hay nada que decirle a la señora Colau. Mientras no los ceda no tenemos nada que apuntar sobre ella. Y ella quizá lo que deba decirle a los alcaldes es que hagan lo que ella dice que va a hacer", le ha instado.

'Sentidiño'

El mensaje central de Rajoy, en cualquier caso, sigue siendo que el referéndum "no se va a celebrar" porque supondría "la liquidación de la voluntad mayoritaria de los españoles, de los derechos de la inmensa mayoría". Ni el Gobierno actual ni los anteriores, como tampoco el Estado de derecho, la ley y la democracia, pueden ni podrían "de ninguna manera aceptar lo que está ocurriendo en estos momentos en Catalunya", ha alegado.

Noticias relacionadas

Por ello, ha mantenido, los catalanes "que no están de acuerdo con lo que están haciendo" la mayoría de sus dirigentes pueden "estar tranquilos", ya que "se van a respetar sus derechos". Todos los ciudadanos, ha añadido, están "obligados a cumplir la ley", incluidos los alcaldes, Puigdemont y él mismo. Sería "positivo exportar", ha concluido, el "sentidiño" (sentido común o 'seny') gallego para evitar conflictos como el actual. 

Ciutadans denuncia un pacto secreto del Govern con Colau

El portavoz de Ciutadans en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha denunciado este sábado un <strong>"pacto secreto"</strong> entre Carles Puigdemont y Ada Colau, para que la alcaldesa de Barcelona "no sufra las mismas consecuencias" que los más de 700 ediles investigados por dar apoyo al 1-O.  Según Carrizosa, esto supone una <strong>"tomadura de pelo"</strong> puesto que, a su juicio, a estos últimos "se les pone en primera línea para que incumplan la ley y paguen las consecuencias".