01 abr 2020

Ir a contenido

REFERÉNDUM 1-O

El Gobierno admite que el 1-O puede haber urnas y "butifarradas" pero no un referéndum legal

Catalá advierte de que el Estado está preparado para "activar mecanismos más intensos" para impedir la consulta

El Periódico / EP / Madrid

El ministro portavoz Íñigo Méndez de Vigo, tras el Consejo de Ministros.

El ministro portavoz Íñigo Méndez de Vigo, tras el Consejo de Ministros. / EFE / ZIPI

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha admitido este martes que ve "muy probable" que el 1-O se coloquen urnas o haya un "evento social" con "'castellers' y butifarradas" en las plazas de algunos municipios catalanes, pero en ningún caso un referéndum legal y vinculante. El Gobierno siempre ha mantenido que no se repetirá tampoco un proceso participativo como el 9-N.

Pese a reconocer que quizá sí haya urnas, Catalá ha insistido en que el Estado tiene "muchos instrumentos" y "suficientes" para garantizar que se cumple la resolución del Tribunal Constitucional que suspende el referéndum, entre ellos el artículo 155 de la Constitución -que permite suspender la autonomía-: "Es una herramienta más que puede llegar a aplicarse en determinadas circunstancias", ha precisado.

Asimismo, ha señalado que el Ejecutivo está preparado ante la posibilidad de tener que "activar mecanismos más intensos" para que se cumpla la ley, ante el "auténtico desafío a la democracia" del Govern y de algunos diputados catalanes.

"Si llega el momento en que hay que activar mecanismos más intensos que los que hasta ahora se han llevado a cabo, todos los catalanes y todos los españoles tiene que estar seguros que el Gobierno sabe cual es nuestra responsabilidad, que es que se cumpla la ley, que todos somos iguales, y eso va a pasar con toda seguridad", ha indicado en TVE.

Méndez de Vigo pide elecciones

En la misma línea, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha pedido este martes al presidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, que convoque elecciones autonómicas para consultar a los ciudadanos en vez de impulsar un referéndum de autodeterminación que es "ilegal".

"Si lo que quiere Puigdemont es consultar, es muy sencillo, que convoque elecciones autonómicas", ha manifestado en una entrevista en Antena 3. El portavoz del Ejecutivo ha apuntado que eso sí "está en su poder y capacidad", mientras que el derecho de autodeterminación "no está reconocido en ningún texto" y la Generalitat no tiene competencias para convocar un referéndum.

Méndez de Vigo ha afeado a los independentistas que aseguren que el derecho a la secesión existe, pero "no digan dónde": "La secesión fue un derecho reconocido en los años 60 para situaciones coloniales. Espero que Puigdemont y Junqueras no digan que Catalunya está una situación colonial", ha ironizado.

Diada "secesionista" y menos numerosa

Méndez de Vigo afirma que la celebración de la Diada fue "copada por los secesionistas" y por eso hubo menos gente que otros años ya que muchos no quieren participar en un acto de ilegalidad y desobediencia como el 1-O. También ha llamado la atención sobre el hecho de que fuera abucheado el líder del PSC, Miquel Iceta, y se aplaudiese al líder abertzale Arnaldo Otegi porque cree que "eso no es muy normal".

Y aunque lamenta el "ambiente hostil" existente en Cataluña, ha confiado en que no haya violencia en las calles porque sería "enormemente grave".

Además, ha asegurado no entender la posición de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, porque "un día dice una cosa y otro día, la otra" y ha confiado en que, al final, esté con la ley y con la seguridad de los funcionarios.