17 feb 2020

Ir a contenido

INICIATIVA SOCIALISTA

El Congreso pide la rehabilitación de Companys con el 'no' del PP y ERC

La propuesta, a instancias de los socialistas, declara "radicalmente nula" la sentencia de 1940 contra el 'president'

Los republicanos consideran que la iniciativa es insuficiente y los populares cargan contra la figura del dirigente catalán

Juan Ruiz Sierra

La portavoz del PSC en el Congreso, Meritxell Batet, el pasado octubre. 

La portavoz del PSC en el Congreso, Meritxell Batet, el pasado octubre.  / EFE / JAVIER LIZÓN

El Congreso de los Diputados aprobó este martes un texto de alto contenido simbólico: la rehabilitación de Lluís Companys, el ‘president’ de la Generalitat y líder de ERC torturado y fusilado tras la Guerra CivilA instancias de los socialistas, la iniciativa contó también con el respaldo de Unidos Podemos, el PDECat y el PNV. Ciudadanos se abstuvo. Por motivos muy distintos, tanto ERC como el PP rechazaron la propuesta. Para los republicanos, es insuficiente. Para los populares, Companys fue una figura divisiva, no “el president de todos los catalanes”.

La proposición, en cualquier caso, es no de ley. Su valor es solo declarativo, no jurídico. “El Congreso de los Diputados declara que la sentencia dictada por el Tribunal Regional de Responsabilidades Políticas de Barcelona con fecha 13 de diciembre de 1939 y por el consejo de guerra de Oficiales Generales con fecha 14 de octubre de 1940, contra el ‘president’ de la Generalitat de Catalunya Lluís Companys i Jover, son ilegítimas, radicalmente nulas e injustas, y carecen absolutamente de eficacia y validez”, señala el texto.

Sin tocar la ley de memoria histórica

Según ERC, la iniciativa se queda muy corta. Su portavoz, Joan Tardà, defendió que la nulidad de las sentencias debía hacerse a través de una ley, reformando la norma de memoria histórica. Los republicanos presentaron una enmienda  en este sentido a la propuesta original, que no fue aceptada por el PSOE. El PDECat registró una iniciativa muy similar, también rechazada, y su diputado Jordi Xuclà tachó la proposición de “insuficiente”, pero los antiguos convergentes decidieron apoyarla para evitar votar junto al PP.

Los socialistas, a través de la portavoz del PSC, Meritxell Batet, sí aceptaron una enmienda de Unidos Podemos, por la que se “reconoce la honorabilidad de todas las víctimas de la represión franquista, como acto de reparación del dolor que sufrieron y de las injusticias de que fueron objeto, así como de restitución de su memoria y de la dignidad democrática de todos”. 

Comisión territorial

Un día después de la multitudinaria Diada, la jornada parlamentaria también sirvió para dar el primer paso hacia la puesta en marcha de la comisión de “evaluación y modernización del Estado autonómico”. La Mesa del Congreso admitió a trámite por unanimidad esta iniciativa de los socialistas, pensada para dar respuesta al malestar territorial en Catalunya. Sin embargo, su aprobación definitiva, que traerá consigo que el organismo eche a andar, no tendrá lugar hasta después de la convocatoria del próximo 1 de octubre.   

El PSOE era partidario en un principio de que la comisión se constituyese antes de la consulta independentista, pero ha decidido esperar para contar con el apoyo del PP, que no quiere dar este paso en estos momentos. Salvo sorpresas, Unidos Podemos también dará su voto a favor del organismo, en el que el PDECat ha anunciado que participará, a diferencia de ERC.