Ir a contenido

EL ÓRDAGO SOBERANISTA

Mapa de ayuntamientos a favor y en contra del referéndum del 1-O

El 60% de los consistorios cederá espacios para celebrar el referéndum pero las ciudades más pobladas se retraen

Júlia Regué / Barcelona

Uno de los centros de votación del 9-N del 2014.

Uno de los centros de votación del 9-N del 2014. / JULIO CARBÓ

De los 948 municipios de Catalunya, 654 ya han dado su apoyo al referéndum del 1 de octubre, según datos de la Associació de Municipis per la Independència (AMI).  El 'president' de la GeneralitatCarles Puigdemont, y el ‘vicepresident’, Oriol Junqueraspidieron por carta a los alcaldes y ediles catalanes que se comprometieran, en un máximo de 48 horas, a dar respuesta sobre su determinación a ceder espacios municipales para convertirlos en puntos de votación el 1-O y garantizar así parte fundamental de la maquinaria necesaria para celebrar la consulta.

Pasadas más de 36 horas desde el envío de la misiva, los jefes de los equipos de gobierno municipales del 60% de los municipios catalanes ya han firmado su compromiso. Lo han hecho firmando copias del decreto de convocatoria del referéndum y visualizando en las redes sociales su consonancia con el Govern. No obstante, algunas de las localidades que acumulan el mayor número de habitantes o bien aún no se han pronunciado o lo han hecho avisando al Govern de que no facilitarán locales para la consulta.

Ciudades como BadalonaSabadell Reus ya se han mostrado partidarias de facilitar su logística, pero tres de las cuatro capitales de provincia, Barcelona, Tarragona y Lleida, siguen sin pronunciarse. La alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, ha trasladado al secretario del ayuntamiento el requerimiento para que "compruebe la disponibilidad del dispositivo electoral habitual" y poder dar respuesta antes del tiempo límite. Colau ha insistido en las últimas semanas en que su consistorio, aunque facilitará "la participación", no pondrá en riesgo ni a la institución ni a los funcionarios.

El alcalde de Lleida, y presidente del PSCÀngel Ros, también ha activado sus servicios jurídicos para que estudien el requerimiento del Ejecutivo, pero ha reivindicado que su ayuntamiento "siempre estará dentro de la ley". Asimismo, se ha mostrado convencido de que la cifra de consistorios socialistas que participen en el referéndum será "la mínima expresión" y, aunque afirma que no responde a su voluntad, prevé consecuencias para aquellos que incumplan la ley y las directrices del partido. 

El también socialista alcalde de TarragonaJosep Fèlix Ballesteros, ha sido firme en anteponer las resoluciones judiciales a los deseos del Govern y ha dejado en el aire su respuesta a la carta. Eso sí, ha aventurado que, si finalmente no devuelve la misiva, "implícitamente" su consistorio estará diciendo que no cede sus locales. "No responderemos si no hay claridad jurídica y judicial", ha zanjado.

Quien sí ha respondido al Ejecutivo de Puigdemont ha sido la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, que se acoge a las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC) para dejar "sin fundamento ni objeto" la petición. La alcadesa de L'Hospitalet de Llobregat, la también socialista Núria Marín, ha respondido al Govern en la misma línea: no cederá espacios públicos. El secretario general del Ayuntamiento de Terrassa ha instado a los cargos políticos y los funcionarios a no impulsar ningún acto organizativo del 1-O.

El alcalde socialista de Gimenells i el Pla de la Font (Lleida), Dante Pérez, es otro de los que ha anunciado en "que no le darán ninguna validez" al escrito. Además, el alcalde de Mataró (Barcelona), David Bote, que había reservado un grupo de trabajo para poner en marcha la logística para el 1-O a contracorriente de su partido, ha cancelado sus propósitos tras la decisión del TC y ha afirmado que no responderá a la carta "porque ahora mismo el referéndum es ilegal".

Por su parte, la alcaldesa de GironaMarta Madrenas, del PDECat, nunca ha escondido su compromiso con la consulta y, de hecho, ya ha firmado el decreto de apoyo al 1-O. Además, tras la aprobación de la ley del referéndum, publicó un vídeo en las redes sociales en el que reivindica que el 1 de octubre es "una vía de expresión democrática", por lo que impedir el voto supone "una agresión a los derechos más fundamentales de las personas".

Duelo de misivas

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, ha mandado otra carta a los secretarios de los ayuntamientos catalanes para que desoigan el mensaje del Govern y para recordarles que el TC ha suspendido la consulta. De hecho, la Moncloa ya señaló a los alcaldes en su recurso contra la ley del 1-O.

Además, el PPC ha anunciado en un comunicado que los grupos municipales del partido advertirán por una nueva carta a los equipos de gobierno municipales de que no pueden ceder locales del consistorio para celebrar el referéndum porque "vulnera la legalidad vigente e incurre en un delito". El líder de los populares catalanes, Xavier García Albiol, ha avisado de que toda colaboración con el 1-O "atenta contra la legalidad vigente".