Ir a contenido

RESPUESTA DEL GOBIERNO

Rajoy advierte de que el 1-O "acabaría con el autogobierno de Catalunya"

El presidente "no renuncia a nada" para impedir el referéndum sobre la independencia

El PSOE da su apoyo al Gobierno y registra su comisión parlamentaria frente al "desencuentro"

Iolanda Mármol / Juan Ruiz Sierra

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su comparecencia tras el Consejo de Ministros extraordinario. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su comparecencia tras el Consejo de Ministros extraordinario.  / JOSÉ LUIS ROCA

Mariano Rajoy trasladó este jueves su disposición a utilizar todas las herramientas del ordenamiento jurídico, incluida la suspensión del autogobierno de Catalunya, para impedir el referéndum sobre la independencia de la autonomía. Con “todo” el apoyo del PSOE y Ciudadanos, el presidente del Gobierno anunció recursos de inconstitucionalidad contra la ley del referéndum, el decreto de convocatoria, las normas complementarias que lo acompañan y la resolución del Parlament que designa a cinco miembros de la Sindicatura Electoral, el órgano encargado de velar por el 1-O.

La respuesta a la ofensiva secesionista centró toda la jornada del jefe del Ejecutivo: mantuvo encuentros con Pedro Sánchez y Albert Rivera, reunió al Consejo de Ministros y compareció para dejar clara su firmeza. “A los responsables de la Generalitat les digo que no sigan avanzando hacia el precipicio institucional, que no menosprecien la fuerza de la democracia española”, señaló Rajoy en una declaración leída. No admitió preguntas. “Soy muy consciente de lo que está en juego. Sé lo que se espera de mí. No he dedicado tantos años a mi país y al interés general como para permitir ahora que se pueda liquidar de un plumazo nuestro modelo de convivencia. Eso no va a suceder y haré todo lo necesario, sin renunciar a nada, para evitarlo", añadió.

"El Gobierno sabe que tiene todo el apoyo del PSOE para garantizar el Estado de Derecho"

Adriana Lastra

Vicesecretaria general del PSOE

Por el momento, el Gobierno pidió al Tribunal Constitucional la suspensión inmediata, sin esperar a la sentencia, de las decisiones adoptadas por el Parlament, así como que los magistrados notifiquen la medida a los miembros del Govern y a los 947 alcaldes catalanes, que deberán “impedir o paralizar” cualquier iniciativa tendente a celebrar la consulta. La “perversión antidemocrática” que a su juicio supone el referéndum ilegal “rompería la soberanía nacional” y “liquidaría la convivencia pacífica”, pero también “acabaría con el autogobierno de Catalunya”.

Respaldo socialista sin fisuras

El PSOE evita entrar en “hipótesis”, pero la reunión de media hora que Sánchez mantuvo con Rajoy sirvió para dejar claro que el líder de la oposición apoya sin fisuras al Gobierno. Atrás han quedado las críticas a la “inacción política” del Ejecutivo por parte de los socialistas, que consideran que en este momento hay dos bandos claros, “los que están dentro y fuera de la ley”.

"Vamos a parar el golpe a la democracia y lo vamos a hacer desde la democracia"

Albert Rivera

Líder de Ciudadanos

“El PSOE antepone los intereses generales del país. El Gobierno sabe que tiene todo el apoyo del PSOE para garantizar la vigencia del Estado de Derecho. La respuesta no puede ser más que la legalidad democrática”, dijo su vicesecretaria general, Adriana Lastra. Pero los socialistas también piden “política”, más allá de la ley, de ahí que registraran en el Congreso su propuesta de creación de una comisión parlamentaria para la “evaluación y modernización del Estado autonómico”. El organismo, que pretende “desbloquear el desencuentro” con Catalunya, echará a andar previsiblemente tras el 1 de octubre, con el apoyo del PP y Podemos. Desde el independentismo, ERC no participará en la comisión, a diferencia del PDECat.

Rajoy se reunió por la tarde con Rivera. Aquí también hubo sintonía. “Vamos a parar el golpe a la democracia”, dijo el líder de Ciudadanos.