Ir a contenido

REDES SOCIALES

La mujer que deseó que violaran a Arrimadas: lo peor es "saber que nunca encontraré empleo"

"¿Cómo iba yo a imaginarme algo así? Claro que me arrepiento", dice Rosa María Miras

El Periódico / Madrid

La mujer que deseó que violaran a Arrimadas: lo peor es "saber que nunca encontraré empleo"

FACEBOOK

Rosa María Miras, la mujer despedida por desear una "violación en grupo" a Inés Arrimadas se arrepiente. Si ya avisaba en su publicación de Facebook que sabía que le iban "a llover las críticas de todos lados", ahora su arrepentimiento es total.

"¿Cómo iba yo a imaginarme algo así? Claro que me arrepiento", admite a 'El Comercio'. Esta licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Barcelona se siente "hundida", tras quedarse sin el empleo que había conseguido a través de una ETT en el departamento de atención al cliente en Tinsa, donde solo llevaba un mes.

Pese a que su despido improcedente podría llegar a ser declarado nulo si se impugna, esta mujer de 45 años descarta esa posibilidad. "No, no podría volver. Se me cae la cara de vergüenza". Lo peor, confiesa, es "saber que nunca encontraré otro empleo, la imagen que queda de mí y lo mal que lo está pasando mi familia".


Además, podría enfrentarse a un juicio por un delito de injurias graves tras la denuncia de Arrimadas, un proceso que conllevaría una multa a determinar por el juez y a pagar durante un periodo de entre 6 y 14 meses.