operación de la policía española y la marroquí

Desarticulada una célula yihadista con seis detenidos, cinco en Marruecos y uno en Melilla

El líder de la banda era un español afiliado al PP

En Melilla se han llevado a cabo 14 operaciones antiterrroristas con un total de 26 detenidos desde el año 2012. / POLICIA NACIONAL

Se lee en minutos

EFE / MADRID

La Policía Nacional y la Dirección General de Seguridad de Marruecos han desmantelado una célula yihadista integrada por seis presuntos terroristas, en una operación en la que han sido detenidas cinco personas en Marruecos y otra en Melilla, entre ellos el líder del grupo residente en la ciudad autónoma.

Según Interior, los detenidos formaban una célula terrorista que se encontraba en un "peligroso nivel de activación", pues la policía marroquí evidenció que habían planeado ataques terroristas de gran envergadura y mantenían reuniones nocturnas donde realizaban entrenamientos físicos llegando, incluso, a simular decapitaciones.

Estas pruebas desencadenaron la rápida desarticulación de la célula, liderada por un varón de 39 años, de nacionalidad española, origen marroquí y residente en Melilla, que ha sido arrestado en Marruecos al encontrarse ocasionalmente en dicho país. Realizaba labores de captación y adoctrinamiento  siguiendo la estrategia global de la organización terrorista Estado Islámico (Daesh).

El hombre, además, era afiliado al PP, partido que le ha expulsado, tal y como ha anunciado el presidente del PP de Melilla y presidente de la ciudad autónoma. Juan José Imbroda ha señalado que, aunque se trata de un afiliado del PP de Melilla, desde hace tres años no pagaba las cuotas del partido, al tiempo que ha confirmado que trabajaba como educador en el Centro de Acogida de Menores del Fuerte del Purísima de Melilla, donde hay acogidos más de 300 menores extranjeros no acompañados, la práctica totalidad marroquíes y todos menores de edad. De hecho, aprovechaba su puesto para llevar a cabo labores de radicalización entre estos jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Según fuentes de la investigación, durante este periodo, pudo culminar de manera efectiva su actividad de captación al conformar una célula terrorista, ahora desarticulada, cuyo inminente propósito y disposición se había determinado al paso a la 'yihad' violenta con un peligroso nivel de activación. Ya ha sido ordenado su despido.

Los otros cinco detenidos son de nacionalidad marroquí, uno de ellos con residencia legal en Melilla donde ha sido detenido y donde la Policía registra dos inmuebles, uno situado en la calle de García Cabrelles, muy cerca del centro urbano de la ciudad, y otro en el barrio periférico del Monte María Cristina.

Altísima potencialidad para atentar

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha destacado la "altísima potencialidad" para atentar. Zoido ha agradecido el "intenso, continuado y eficaz trabajo en materia de lucha antiterrorista" y ha recordado que operaciones conjuntas como la de hoy ponen de manifiesto la "excelente colaboración existente con Marruecos" que posibilita "una vez más la neutralización de una peligrosa amenaza para ambos países".

Te puede interesar

Interior destaca la relevancia de esta operación conjunta y la excelente colaboración existente entre la Policía Nacional y la Dirección General de Vigilancia del Territorio del Reino de Marruecos que ha posibilitado "la neutralización de una peligrosa amenaza que afectaba a ambos países". La operación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Desde el 26 de junio del 2015, fecha en la que el Ministerio del Interior elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista (NAA), las fuerzas de seguridad han detenido a 199 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior, y a un total de 244 desde principios de 2015.