Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

La CUP reclama aprobar las leyes del referéndum y de transitoriedad la semana que viene

Junts pel Sí considera que "hay diversas posibilidades": el pleno del 5 y 6 de septiembre o un pleno extraordinario monográfico

El Periódico / Barcelona

En la imagen, de izquierda a derecha, Jordi Orobitg, Gabriela Serra y Lluís Corominas en el Parlament.

En la imagen, de izquierda a derecha, Jordi Orobitg, Gabriela Serra y Lluís Corominas en el Parlament. / ALBERT BERTRAN

Menos de 24 horas después que Junts pel Sí y la CUP presentaran la ley de transitoriedad jurídica tras semanas de tiras y aflojas, y de que ambos grupos acordaran aprobar la ley de ruptura antes del 1 de octubre, se reabre de nuevo uno de los frentes de discusión entre las fuerzas independentistas: la fecha de aprobación de esta norma y la del referéndum.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, la diputada anticapitalista Gabriela Serra ha considerado que ambas leyes deben ratificarse "ya"; es decir, en el pleno de la semana que viene. En cambio, Junts pel Sí se ha desmarcado y ha evitado fijar una fecha para este trámite legal necesario para que entren en vigor.

"Pensamos que se tendría que aprobar la ley del referéndum, así como la de transitoriedad jurídica, en el pleno de la semana que viene", ha señalado Serra. De este modo, ha continuado, se podrán responder todas las incógnitas sobre mecanismos, procedimientos y cómo afrontará el Govern la reacción del Ejecutivo central.

En cambio, el presidente de JxSí y dirigente del PDECat, Lluís Corominas, ha optado por dejar en el aire la fecha de aprobación de estas normas. "En ese momento, lo más inteligente es decir que hay diversas posibilidades: en el pleno del 5 y 6 de septiembre o en un pleno monogràfico que podemos pedir tanto Junts pel Sí como la CUP. Mantenemos abierta la posibilidad de que sea fuera de un pleno ordinario", ha subrayado.

Las diferencias ideológicas, aparcadas

Al margen de esta divergencia, tanto Serra como Corominas han querido remarcar que sus grupos se han comprometido a aparcar sus diferencias ideológicas hasta el proceso constituyente, donde un espacio participativo permitiría a partidos y sociedad civil defender que sus plateamientos se debatan para formar parte de la constitución catalana.

"Esta es una ley instrumental (la de transitoriedad jurídica), para ir de un momento a otro. Y la ideología ya se hará en el momento que toque", ha señalado el líder de JxSí.