Ir a contenido

ATENTADOS EN CATALUNYA

Fuerte pitada al Rey en la manifestación de Barcelona contra el terrorismo

El independentismo aprovecha la marcha para exhibir banderas independentistas

Puigdemont pide "no magnificar" los abucheos y Colau los considera "legítimos"

El Periódico / Barcelona

Una parte de los protestantes de los laterales de la calle silbaron a distintas autoridades / ATLAS

El rey Felipe VI ha sido recibido con una sonora pitada a su llegada a la manifestación en Barcelona de repulsa a los atentados yihadistas en Catalunya. El Monarca ha llegado a la cabecera de la marcha en el paseo de Gràcia poco antes de las seis de la tarde y nada más bajar del coche oficial numerosos asistentes a la movilización han proferido abucheos y gritos como 'Fóra el Borbó'. La comitiva del Gobierno, encabezada por el presidente Mariano Rajoy, también ha sido recibida también con una protesta.

En los últimos días ha sido criticada la presencia del jefe del Estado en una manifestación antiterrorista por parte de algunos sectores políticos independentistas, que han denunciado los supuestos lazos comerciales de la Monarquía española con la de Arabia Saudí, que se considera fuente de financiación principal del terrorismo yihadista. Aparte de la pitada se han oído también gritos a favor de la independencia de Catalunya.

El Rey, nada más llegar a la manifestación, ha aplaudido a los Mossos d'Esquadra y al resto de cuerpos de seguridad y de emergencias sanitarias, a los que ha saludado uno por uno acompañado por Rajoy; el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los presidentes del Congreso y del Senado.

Rodeados de 'estelades'

Las autoridades se han situado en una segunda cabecera, por detrás de la principal, y han podido ver un gran número de banderas independentistas, sobre todo concentradas tras los políticos, así como 'senyeres' y banderas españolas por todo el recorrido. También se han desplegado dos grandes pancartas azules con los lemas "Vuestras políticas, nuestras muertes" y "Felipe VI y el Gobierno, cómplices del tráfico de armas", de colectivos soberanistas contrarios a la presencia del Monarca y del Gobierno central.

El Rey, Rajoy, Puigdemont y otras autoridades han caminado por el paseo de Gràcia hacia la plaza de Catalunya flanqueados por jóvenes de diferentes religiones, entre ellos una chica ataviada con el pañuelo islámico.

Puigdemont quita hierro

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha reclamado que no se "magnifiquen" los pitos al Rey, sino que se valore el "clamor" por la paz. "La libertad de expresión está por encima de todo. Pero tampoco lo tenemos que magnificar. La gente se ha expresado con libertad, con convivencia y con paz", ha defendido.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.