Ir a contenido

CGPJ

El juez García Castellón consigue el refuerzo que se retiró a Velasco

De Egea ha necesitado el voto de calidad del presidente del Supremo

Cuatro de los ocho vocales votan a favor del magistrado que invstigó a Ignacio González

Ángeles Vázquez / Madrid

El presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

El presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. / EFE / ANDREU DALMAU

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado este jueves nombrar al magistrado Diego de Egea y Torrón juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, cuyo instructor actual es Manuel García-Castellón. En una votación tan ajustada que ha necesitado del voto de calidad del presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes,  De Egea ha sido elegido frente al que fue primer instructor del 'caso Lezo', Alejandro Abascal. Este juez se hizo cargo de esa instrucción cuando reforzó el juzgado, a cuyo frente estaba entonces Eloy Velasco, por espacio de 10 meses.

La petición de un refuerzo para el juzgado que instruye, entre otras causas, los casos Lezo y Púnica, fue reiterada por García-Castellón a su llegada al juzgado, a finales del pasado mes de junio, y el CGPJ ha procedido a cubrirla en un nombramiento cuando menos polémico. 

De Egea, titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, es el candidato que, por orden de preferencia y antigüedad, propuso en primer lugar la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional el pasado 27 de julio de entre todos los que solicitaron la comisión de servicio, pero solo ha recibido cuatro votos de los ocho miembros de la comisión, por lo que ha sido necesario el voto de calidad de Lesmes.

La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, que excluyó a Abascal, justificó su preferencia por De Egea, que ingresó en la carrera judicial en 1991, en el hecho de que es el más antiguo de los solicitantes entre los ejercientes en la jurisdicción penal y en que ha prestado servicios en este orden durante más de veintitrés años, lo que “evidencia experiencia especialmente valorable para la plaza a desempeñar”.

Excluido el primer instructor de Lezo

De Egea ha recibido el apoyo de Carlos Lesmes y de los vocales Mar Cabrejas, Rafael Mozo y Pilar Sepúlveda, todos ellos elegidos a propuesta del PSOE o IU. Los otros cuatro vocales de la Permanente (Álvaro Cuesta, Nuria Díaz, Fernando Grande-Marlaska y Juan Martínez Moya) han votado a Abascal, que ya fue refuerzo con Eloy Velasco. Cuando comenzó el 'caso Lezo', Abascal se hizo cargo de la causa hasta el pasado mes de diciembre, cuando se suspendió la medida de ayuda al instructor, al existir un informe de Inspección en que entendía cumplidos los objetivos por los que se acordó y decía que "el nivel de eficiencia no era óptimo".

Pese al amplio apoyo recibido por la comisión permanente, con el voto incluso del hasta hace nada presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional no lo incluyó en la terna de candidatos remitida al CGPJ (que solo incluía De Egea y el titular del Juzgado de lo Penal número 5 de Granada, Miguel Ángel Torres). Se da la circunstancia de que De Egea coincidió con el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, en la jurisdicción militar, según informaron fuentes jurídicas.

Garantizar la actividad procesal

La medida de apoyo se fundamenta, según el acuerdo adoptado por la Permanente, en "la reciente incorporación del magistrado titular del Juzgado, el elevado número de asuntos complejos en tramitación y la necesidad de garantizar el desarrollo de la actividad procesal y las actuaciones instructoras del órgano para que no se vean afectadas por paralización por la necesidad de tomas iniciales de conocimiento del magistrado titular".

El refuerzo se establece inicialmente hasta el próximo 31 de diciembre. Si se considerara precisa la renovación de la medida, la Audiencia Nacional deberá remitir al CGPJ la correspondiente propuesta con al menos cuarenta días de antelación a su fecha de vencimiento.