Ir a contenido

El director de la Dgaia no podría reiconporarse a Fasi hasta enero de 2018

EuropaPress

CGT aplaude la dimisión de Calvo "por ética"

El director de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia), Ricard Calvo, que este miércoles ha anunciado su dimisión no podría reincorporarse a la Fundación Acción Social Infancia (FASI), de la que se encuentra en excedencia, hasta enero de 2018, cuando se cumplirán dos años de su nombramiento al frente de la dirección.

Lo ha explicado a Europa Press el trabajador de la citada fundación y representante de la CGT Joan Ramos, quien acusó a Calvo de un delito de corrupción por favorecer a centros de menores con los que estuvo vinculado, como FASI y Plataforma Educativa.

A principios de junio, la CGT acusó a Calvo de favorecer a fundaciones vinculadas a su persona como FASI y Plataforma Educativa, que han recibido adjudicaciones de 98 millones para gestionar centros de menores.

Tras verse envuelto en las citadas acusaciones y requerimiento de los diferentes grupos parlamentarios, el representante sindical no ha recibido con sorpresa la dimisión, que ha circunscrito a una cuestión de "incompatibilidad" de cargos.

"Hemos defendido y defendemos que lo más ético y lo más razonable es que Calvo dimitiera", ha subrayado Ramos, que ha recordado que el Protectorado de Fundaciones estudia esta acusación, igual que también lo hace la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias en un expediente de información reservada, aunque la consellera Dolors Bassa ha defendido públicamente la figura de Calvo.

La CUP también pidió una investigación a la Oficina Antifraude de Catalunya, y "todo esto ha influido" en esta dimensión, ha remarcado Ramos, convencido de que la lucha sindical puede conseguir hechos como éste.