24 sep 2020

Ir a contenido

LA AGENDA DEL JEFE DEL EJECUTIVO

Rajoy intenta cerrar una visita a Trump en la Casa Blanca antes del 1-O

Los equipos de los presidentes buscan ya una fecha los días previos al referéndum

El líder del PP quiere sumar el apoyo del estadounidense contra los independentistas

Pilar Santos / Madrid

Trump y Rajoy se saludan en la cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas el pasado mayo.

Trump y Rajoy se saludan en la cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas el pasado mayo.

Mariano Rajoy quiere ir al Despacho Oval y escuchar de boca de Donald Trump un mensaje a favor de la soberanía nacional española antes del anunciado referéndum unilateral del 1 de octubre. Por eso el equipo del presidente del Gobierno trabaja con la Casa Blanca para cerrar una cita entre ambos mandatarios los días previos a la consulta de independencia. 

La noticia, adelantada por el diario 'Abc', señala los días 25 y 26 de septiembre como las fechas estudiadas para esa entrevista cara a cara entre Rajoy y Trump. Fuentes de la Moncloa confirmaron que ambos gobiernos están intentando acordar una reunión pero se resisten a concretar el día. Se da la circunstancia de que en la última semana ha habido varios cambios en el Gabinete del presidente estadounidense, motivo por el que la Moncloa es más cauta de lo habitual en el tema de fechas (sobre todo con el líder de EEUU). Además, fuentes del Ejecutivo no descartan la participación del presidente del Gobierno en la Asamblea General de la ONU, un escaparate que Rajoy podría utilizar para abundar en su defensa de la unidad y en contra del referéndum unilateral.  La reunión anual de este organismo internacional empieza el 19 de septiembre en Nueva York y el dirigente español podría participar hacia final de semana, a la espera de saltar a Washington y entrevistarse con Trump el lunes 25 o el martes 26. En ese día 'libre' que tendría entre Nueva York y la capital podría incluir en su agenda la participación en el 22º Foro España-EEUU, que se organiza anualmente y tiene carácter económico, y que esta vez se va a celebrar los días 22 y 23 en Williamsburg (Virginia). Todo esto, insisten sus colaboradores, está en mantillas, a falta de la confirmación oficial de la Casa Blanca. 

El apoyo de Obama

Rajoy busca en Trump el apoyo a la unidad de España que ya dio el anterior mandatario norteamericano, Barack Obama. El 15 de septiembre del 2015, solo cuatro días después de otro Onze de Setembre multitudinario, el presidente demócrata aseguró en una reunión con Felipe VI en el Despacho Oval que el mundo necesita una España "fuerte y unida". El entonces ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, a solo unos metros sonreía. Las gestiones diplomáticas hechas durante meses habían surtido efecto.

Ahora, con idéntica voluntad, la Moncloa aspira a que Trump se sume a las instituciones de Bruselas y los principales gobiernos europeos y deje claro su apoyo a Rajoy en este grave choque institucional solo unos días antes del anunciado referéndum soberanista. 

El papel de EEUU en el debate soberanista es relevante y no solo por la posición preponderante de este país a todos los niveles sino porque los independentistas han intentado buscar el respaldo de sus políticos y también de destacadas instituciones norteamericanas. En abril, el propio Carles Puigdemont viajó allí para intentar granjearse el amparo de la Fundación de Jimmy Carter y se entrevistó con congresistas con simpatías independentistas. En ninguna de las dos gestiones tuvo éxito.