Ir a contenido

CONFLICTO INSTITUCIONAL

El Govern presenta una denuncia contra la Guardia Civil por la investigación del 1-O

La demanda se dirige contra los agentes que han realizado interrogatorios a altos cargos de la Generalitat

El conseller de Presidència, Jordi Turull, muestra la denúncia del Govern contra los responsables de los interrogatorios de la Guardia Civil, el 29 de julio de 2017 en Parets del Vallès / ACN Bernat Vilar

El conseller de Presidència, Jordi Turull, muestra la denúncia del Govern contra los responsables de los interrogatorios de la Guardia Civil, el 29 de julio de 2017 en Parets del Vallès
Agentes de la Guardia Civil, en el Parlament, el pasado 20 de julio.
Registro de la Guardia Civil en el Parlament  

/

El Govern de JxSí ha presentado este sábado una denuncia en el juzgado de guardia de Barcelona contra los agentes de la Guardia Civil que han llevado a cabo interrogatorios a varios altos cargos de la Generalitat en relación al referéndum unilateral del 1-O. La denuncia ha sido presentada por el 'conseller' de Presidència, Jordi Turull, quien ha reclamado "la misma celeridad a partir de la denuncia de estos hechos que la que hay en todo lo que hace referencia al proceso catalán".

El Govern considera que se han cometido cinco delitos. El primero de ellos es el de "obstrucción a la justicia" porque Presidència opina que los agentes trataron de influir en la declaración de los testigos acusándoles de mentir. El segundo consiste en una "usurpación de atribuciones" al considerar que los investigadores actuaron por su cuenta sin solicitárselo el juez del Juzgado de Instrucción número 13 (que lleva el 'caso Vidal). En relación con este último, según el Govern, también podría haber falsedad documental. El cuarto delito sería la violación de secretos por filtrar información a la prensa y el quinto, un "delito contra los derechos individuales de defensa".

Zoido defiende a los agentes

Según fuentes del TSJC, la denuncia irá a reparto y el juez decidirá si la admite no a trámite, aunque antes de todo ello el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha salido en defensa de la Guardia Civil a través de Twitter y ha subrayado que "la Guardia Civil hace su trabajo de forma ejemplar", que "solo busca que se cumpla la ley" y que "hay que colaborar (con ella) y no obstruir". Más contundente, el portavoz parlamentario de Ciutadans, Carlos Carrizosa, ha acusado a Turull de montar "un circo" con su denuncia solo para "caldear el ambiente".

Mientras, la Guardia Civil prosigue con sus pesquisas (Efe informó este sábado de que también se investiga si la compra de papeletas también está vinculada al 1-O), a la vez que Carles Puigdemont se mantiene firme. "¿Si hemos plantado cara a la guerra sucia del Estado, alguien cree que ahora que faltan dos meses pararemos?", se ha preguntado en la escuela de verano de las JNC, las juventudes del PDECat.  El 'president' también ha subrayado que el 2-O harán falta "nuevos interlocutores para implementar el resultado del referéndum" y gestionar "la inevitable negociación" porque Mariano Rajoy ha demostrado ser "el menos indicado".