Ir a contenido

DOS AÑOS DE LEGISLATURA

PSPV, Compromís y Podem presumen de su pacto asimétrico 'a la valenciana'

Los integrantes del acuerdo de progreso ofrecen exportar su modelo para desbancar al PP

Nacho Herrero / València

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, la vicepresidenta Mónica Oltra y el líder de Podem en la Comunidad Valenciana, Antonio Estan.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, la vicepresidenta Mónica Oltra y el líder de Podem en la Comunidad Valenciana, Antonio Estan. / Miguel Lorenzo

A la misma hora en que PSOE y Unidos Podemos anunciaban que sumarán fuerzas para que Mariano Rajoy comparezca en el Congreso por la 'trama Gürtel', en el Palau de la Generalitat Valenciana se reunían las tres caras del ‘Acord del Botànic’ que propició un cambio de gobierno en la Comunitat Valenciana tras un acuerdo de las federaciones de ambos partidos y de Compromís. El objetivo era evaluar los dos primeros años de legislatura y preparar los dos últimos. Y si hace unos meses, cuando en Madrid se negociaba un gobierno de progreso, los firmantes de este acuerdo valenciano se presentaron como ejemplo de que se podía desalojar al PP de la Moncloa, ahora presumen de su modelo asimétrico y de la lealtad y la exigencia con las que lo construyen.

“Nuestra experiencia, con nuestros aciertos y frustraciones, es exportable”, apuntó este jueves la vicepresidenta Mónica Oltra, que reivindicó la peculiar fórmula tripartita de dos partidos que gobiernen, en este caso el PSPV y su Compromís, y uno que apoye y exija desde fuera, que es Podem. “La fórmula está funcionando. Siendo de alta complejidad, genera equilibrios, sinergias y también un control”, analizó antes de agradecer la “lealtad” morada. “Combina la propuesta con el control del gobierno”, dijo.

También Podem está cómodo en esa posición de Pepito Grillo, por eso Antonio Estañ, nuevo secretario general autonómico de la formación, descartó seguir el ejemplo de su formación en Castilla-La Mancha y entrar en el Ejecutivo valenciano. “Cada contexto es distinto. Fue uno de los debates de la asamblea y pensamos que nuestro papel era mucho más valioso si estábamos fuera del gobierno, tensionando y presionando para que se cumplieran los acuerdos”, señaló.

El papel de Podem como socio externo

En las primarias en las que derrotaron a la candidatura avalada por Pablo Iglesias, Estañ y su equipo prometieron lealtad al Botànic pero también una mayor exigencia. En la reunión, el alicantino anunció a Puig y Oltra que en septiembre presentarán su “propuesta de auditoría ciudadana” de la acción del gobierno y que incluirá una suerte de moción de confianza a Puig, aunque se mostró abierto a encontrar una fórmula legislativa para que esa “rendición de cuentas” se establezca como algo habitual y no sea un castigo al 'president'. Pero, sobre todo, Estañ reclamó una negociación previa del próximo presupuesto para asegurarse “rapidez” en los cambios estructurales. “Hay prioridades como barracones, modelo productivo o precariedad que deben ser atendidas”, reclamó.

Pese a todo, los augurios que anunciaban que pasado el ecuador de la legislatura se desatarían las hostilidades siguen sin cumplirse.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.