Ir a contenido

EN PRISIÓN POR EL 'CASO LEZO'

Ignacio González pide al juez que le deje en libertad por el deterioro sufrido en la cárcel

El expresidente de la Comunidad de Madrid alega que el desgaste físico y psíquico le están pasando factura

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, antes del registro de su despacho, el pasado 19 de abril. 

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, antes del registro de su despacho, el pasado 19 de abril.  / EFE / BALLESTEROS

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González ha pedido por segunda vez al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que le deje en libertad argumentando el deterioro físico que dice haber sufrido desde que su ingreso en prisión incondicional el pasado abril. El presunto cabecilla de la 'trama Lezo' expone, según fuentes jurídicas, en un escrito presentado este martes ante el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que el desgaste físico y psíquico le está pasando factura en Soto del Real.

González expone que su libertad no es incompatible con la imposición de medidas cautelares por parte del juez instructor como la colocación de una pulsera de seguimiento, según las citadas fuentes. La petición se ha registrado una semana después de que el exdirigente del PP prestara declaración a petición propia ante el magistrado. Como ya hiciera en su primer interrogatorio en dependencias judiciales, González negó ser el responsable de las presuntas irregularidades que se investigan en el Canal de Isabel II.

El acusado fue trasladado desde el centro penitenciario madrileño hasta las dependencias judiciales donde fue interrogado igualmente por la operación de compra de la empresa brasileña Emissao, en la que se habrían desviado 25 millones de euros de fondos públicos del Canal, según la investigación.

El juez que comenzó la instrucción del 'caso Lezo' en la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, decretó el pasado 21 de abril prisión incondicional sin fianza para él y para su hombre fuerte en Sudámerica y expresidente de Inassa, Edmundo Rodríguez Sobrino. Se les imputan delitos de pertenencia en organización criminal, blanqueo, falsificación de documentos públicos, prevaricación, fraude y malversación.