Ir a contenido

DECLARACIÓN EN LA AUDIENCIA NACIONAL

Rajoy prepara a fondo su declaración en la Audiencia para "contestar a todo"

Ha escudriñado los estatutos del PP y las adjudicaciones de los ministerios que ocupó

Maillo recuerda que Correa dejó de trabajar cuando el presidente tomó las riendas del partido

Pilar Santos / Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado jueves en Lleida. / DIEGO CRESPO-EFE / ATLAS VÍDEO

Solo faltan unas horas para que Mariano Rajoy haga su particular paseíllo. El presidente del Gobierno declarará el miércoles en la Audiencia Nacional como testigo en el juicio por la primera época de la 'trama Gürtel' (1999-2005). En concreto, por la contratación de empresas de Francisco Correa en las campañas del PP del 2003 en dos municipios madrileños. Será la primera vez en la historia de la democracia española en la que un jefe del Ejecutivo en activo se sienta ante un tribunal. Pero pese a este dato y pese a la imagen del presidente declarando por el principal caso de corrupción que ha afectado al PP hasta ahora, el político gallego espera ese momento con "tranquilidad". "Hacía tiempo que no lo veía tan tranquilo", llegó a decir este lunes el coordinador del partido, Fernando Martínez-Maillo.

El presidente lleva días preparando ese momento con sus equipos de la Moncloa y de Génova, según fuentes de la dirección popular. "Espera poder contestar a todo con amplitud, no solo un 'sí' y un 'no'", explica uno de sus principales asesores. El presidente ha pasado muchas horas estudiando los estatutos del partido de aquellos años en los que era vicesecretario general y también volviendo a repasar las adjudicaciones que se hicieron desde los ministerios que en aquellos años gestionó el dirigente popular (Administraciones Públicas, Educación, Presidencia y Vicepresidencia). Se estudiaron en su momento, cuando estalló la 'Gürtel', y se han vuelto a mirar ahora: no aparece ningún tipo de relación de la trama con los contratos de esos departamentos en los años que los encabezó Rajoy. 

El estado natural del presidente

Fernando Martínez Maillo

«Está de lo más tranquilo. Hacía tiempo que no veía tan tranquilo a Rajoy» 

Ante las preguntas que se espera y que se ha preparado, un argumento: él no tenía "nada" que ver con las campañas de los municipios investigados, Pozuelo Majadahonda, porque no era su tarea estar pendiente de esos gastos, como señalan los estatutos. Como vicesecretario del PP, Rajoy dirigió las campañas generales de José María Aznar de 1996 y el 2000, pero no tuvo ninguna implicación en las municipales del 2003. Además recordará, como así hizo Maillo este lunes, que el empresario Correa dejó de ser contratado por el PP en el 2004, el año en el que Rajoy ascendió a la presidencia del partido. 

El "minuto de gloria" de los abogados

El PP cree que la declaración será corta y que solo planteará cuestiones a Rajoy el representante de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), que ejerce la acusación popular y es la que pidió la declaración del líder de los conservadores. Espera que el resto de abogados que representan a los 34 imputados en el juicio no tomen la palabra a no ser que busquen su "minuto de gloria" y le pregunten por los 'papeles de Bárcenas', un asunto que se juzga en otra pieza. Hasta ahora, el presidente de la sala ha permitido cierta flexibilidad a los abogados cuando han tenido delante a otros testigos, pero rápidamente ha pedido que se vuelva al objeto que se está juzgando (la campaña en Majadahonda y Pozuelo)

En este sentido, Maillo destacó la relación entre Adade y el PSOE. "Todo el mundo sabe que son miembros del PSOE y que actúan al dictado del PSOE", se quejó. Adade está liderada por Javier Ledesma Mariano Benítez de Lugo, vinculados a los socialistas desde hace décadas.