Ir a contenido

MEMORIA HISTÓRICA

Madrid paraliza el cambio de placas de calles hasta que el juez se pronuncie

Se presentaron cuatro recursos, uno de ellos ya desestimado

El Periódico / Agencias / Madrid

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a la portavoz municipal, Rita Maestre.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a la portavoz municipal, Rita Maestre. / EFE / MARISCAL

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido suspender temporalmente y "por prudencia" el cambio de placas con la nueva denominación de las calles, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, hasta que los tribunales se pronuncien sobre las medidas cautelares solicitadas en los recursos contenciosos-administrativos interpuestos.  Fueron cuatro los recursos interpuestos contra el acto de gobierno por el que se aprobó el cambio de denominación, han informado fuentes próximas a las actuaciones. 

En la Junta de Gobierno del pasado 4 de mayo, se elevaba el cambio de denominación de determinadas calles, plazas y travesías de Madrid en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura.

El cambio en la denominación de las calles entró en vigor el 8 de mayo. A preguntas de la prensa, la portavoz del Gobierno, Rita Maestre, indicaba un mes más tarde que el cambio físico de las placas podría llegar a finales de junio.

Cuatro fueron los recursos interpuestos contra el acto de gobierno con el que se aprobaba el cambio de denominación, amparado por la normativa en vigor. Uno de ellos ya ha tenido el pronunciamiento de un juez, que lo ha rechazado, de modo que ahora quedan tres recursos contenciosos-administrativos vivos. En ellos se solicitan medidas cautelares de suspensión de la ejecución del acuerdo recurrido. Dos de ellos se refieren a calles concretas y uno a la totalidad del acuerdo.

El Ayuntamiento ha decidido "por prudencia" y de forma "temporal" paralizar el cambio de placas a la espera de que los jueces se pronuncien sobre la petición de medidas cautelares sobre la suspensión de la ejecución del acuerdo de gobierno por el que se aprobó el cambio de denominación, han confirmado fuentes municipales.

Desde el Consistorio confían en que esta situación, el pronunciamiento sobre las medidas cautelares de los tres recursos pendientes, se resuelva en breve para poder ejecutar las acciones previstas en el acuerdo de Junta de Gobierno, un acuerdo que viene respaldado por el Pleno de Madrid ya que la decisión contó con el respaldo de 36 concejales de tres grupos políticos y con la abstención de 21 ediles de un cuarto grupo, es decir, sin ningún voto en contra.