Ir a contenido

CORRUPCIÓN.CAT

Anotaciones y testigos apuntan hacia el 'exconseller' Gordó por el 'caso 3%'

Algunos empresarios vinculan al diputado con la recaudación de comisiones para CDC

La Guardia Civil considera que el investigado ha sido el "conseguidor" o "mediador"

J. G. Albalat

El exconseller de Justícia Germà Gordó, en su escaño del Parlament.

El exconseller de Justícia Germà Gordó, en su escaño del Parlament. / FERRAN SENDRA

La Guardia Civil halló en un registro practicado el 21 de octubre del 2015 en el domicilio del que fuera directivo de la empresa Copisa Xavier Tauler, y en la sede de esta sociedad, anotaciones manuscritas que evidencian, a su entender, la supuesta implicación de Germà Gordó en la adjudicación irregular de contratos a constructoras, según un informe incluido en el proceso del 'caso 3%'. Las obras bajo sospecha fueron licitadas por el Consorci d’Educació de Barcelona y por la Autoridad Portuaria.

En el registro de otro empresario, los agentes encontraron unas agendas en las que reseñaba numerosas citas con Gordó, "refiriéndose directamente, presumiblemente, a obras públicas". La Guardia Civil considera que el 'exconseller' era el "conseguidor" o "mediador".  

En otros registros, los practicados en la casa de Josep Manel Bassols y en su empresa, Orpoler, se hallaron otros documentos y comunicaciones que, según los agentes, podrían indicar la supuesta implicación del diputado en la adjudicación de un contrato por parte de Infraestructuras.cat, la empresa pública que gestiona las obras de la Generalitat. Los investigadores también vinculan al 'conseller' con la adjudicación a esta misma empresa de un carril bici en Barcelona.

La exposición razonada remitida por el juez de El Vendrell que investiga el 'caso 3%' detalla, asimismo, que algunas personas que realizaron anotaciones manuscritas relativas a Gordó usando un nombre supuesto (Gregorio o Gerardo) han precisado que "se referían efectivamente a él".

DOS TESTIGOS

En la causa también constan las declaraciones de dos testigos que, si bien se refieren a una época anterior (2004-2009), "contienen informaciones que permiten conferir cierta verosimilitud" de forma, por ahora indiciaria, sobre las sospechas que existen respecto a la actuación, según un auto judicial.

Un testigo protegido relató a los fiscales que el 'exconseller' les advirtió de las consecuencias de no "obedecer" a los intereses de CDC. Un aviso que implicaba directamente al 'expresident' Artur Mas. Según este empresario y donante de fondos a la fundación convergente CatDem, Gordó le dijo: "Tu no obedeces. Ahora a quien no obedeces es al 'president', a ver qué va a pasar".

Este empresario, según su versión, recibió "entre el 2006 y el 2007" una llamada de Gordó y este le citó en la sede de CDC. La entrevista se produjo, según sus palabras, en el despacho de Mas y en presencia del 'exconseller', entonces gerente del partido. Mas, agregó el testigo, se dirigió a él  y le dijo: "A partir de ahora todas las adjudicaciones han de ser a través de Gordó". La versión del empresario es que el diputado le dijo que debía cambiar, pero que él hizo caso omiso. Tiempo después, según su versión, este empresario se encontrós con Gordó en un acto en Tarragona. Allí fue donde el entonces ya alto cargo del Govern le apercibió.

NEGOCIOS EN LLEIDA

En la causa también figura el relato de un segundo testigo que expuso un encuentro en el 2004 con el entonces diputado de CiU Josep Grau. Este acudió a Grau por recomendación del alcalde de Alcarràs (Segrià) en aquel momento, el convergente Gerard Serra. El entonces diputado le citó en el Parlament y allí, siempre según él, le dijo: "Si queréis hacer algo más con el Gustavo en las tierras de Lleida, tenéis que tratar con Gordó". A continuación, el empresario se entrevistó con el 'exconseller', también en la Cámara catalana, y este, según la fiscalía, "le ratificó que cualquier negocio en las tierras de Lleida tenía que hablarlo antes con él.

0 Comentarios
cargando