01 nov 2020

Ir a contenido

EL DEBATE SOBERANISTA

Puigdemont sostiene que el 1-O habrá urnas y elogia a sus 'exconsellers'

El presidente de la Generalitat exige al Estado: "Respetad la democracia, no lancéis las cloacas"

"Sin el PDECat no hay Estado", afirma Pascal en un mitin de unidad del partido tras la marcha de tres 'consellers'

FIDEL MASREAL / BARCELONA

La Generalitat no aclara el modo en que van a comprar las urnas para la consulta. / FERRAN NADEU / VÍDEO: ATLAS

El 'president', Carles Puigdemont, ha aprovechado un acto de partido en Barcelona para volver a garantizar que habrá urnas el próximo 1 de octubre y para lanzar un mensaje de reconocimiento a la tarea de los 'exconsellers' de su Govern recientemente relevados. Puigdemont ha desafiado al Estado: "Respetad la democracia, no lancéis las cloacas".

En relación a la polémica de las urnas, ha pedido a los suyos no distraerse con las "trampas" que el Estado pondrá en relación al referéndum y en las que ha dicho que alguna vez ha caído Catalunya. "No nos distraigamos en procesos administrativos, porque urnas habrá; habrá muchas urnas y seremos los encargados, vosotros, amigos del PDECat, de que estén llenas de papeletas", ha afirmado.

Puigdemont ha protagonizado un mítin del PDECat en defensa del 'sí' en el referéndum del 1 de octubre, en el que se ha hecho una demostración de unidad del partido dado que han participado en el mismo los recientemente dimitidos miembros del Govern Neus Munté (quien ha proclamado, en tono conciliador: "Este es mi Govern, el del 'president' Puigdemont, nuestro Govern") y Meritxell Borràs, entre otros.

Junto a ellos, los nuevos 'consellers' Joaquim Forn (Interior) y Clara Ponsatí (Ensenyament), junto a dirigentes locales y nacionales del partido. Puigdemont ha hecho un elogio de los 'exconsellers': "Cuando se nos pide responsabilidad la asumimos, como hizo el 'president' Artur Mas, como han hecho 'consellers' y 'conselleres', como lo ha hecho Neus Munté, Meritxell Ruiz, Jordi Jané, como los nuevos 'consellers'". "Gracias a vosotros", ha señalado, "no solo votaremos, sino que haremos el mejor país".

"Somos la generación que tiene la responsabilidad de culminar bien lo que hace tantos años comenzó", ha proclamado. Y ha afirmado que se hará "a la manera catalana", por lo que ha advertido al Estado: "Respetad la demoracia, no lancéis las cloacas".

PASCAL SACA PECHO

La coordinadora general del partido, Marta Pascal, se ha esforzado en desmentir las divisiones y discrepancias internas en el PDECat y la idea de que algunos tienen dudas sobre el referéndum. Y lo ha hecho con un mensaje de autoafirmación: "No tenemos dudas, somos necesarios para que el proceso vaya adelante, la garantía de que se haga bien hecho. Sin el PDECat no hay Estado, el proceso no llega a buen puerto”. "Algunos han intentado hacernos pequeños y la mejor manera de hacerte grande es pensando que puedes ser grande", ha añadido.

FORN, CONTRA EL "FANATISMO"

El nuevo 'conseller' de Interior ha criticado al gobierno de Ada Colau en Barcelona en relación al referéndum: "No tener un alcalde soberanista como Xavier Trias no ayuda a que la capital de Catalunya esté al lado de todos los municipios. Tendría que ser hoy un ejemplo de capitalidad". Forn ha eludido la polémica sobre el relevo político al frente de los Mossos tras la dimisión de Albert Batlle, y se ha limitado a afirmar que  el referéndum se ha de hacer "con inteligencia, con una sonrisa, ante los ataques y expresiones de fanatismo". "Como nos decía el 'president', hemos de usar el sentido del humor contra las actitudes intolerantes", ha dicho.

Por su parte, el nuevo portavoz del Govern en sustitución de Munté, Jordi Turull, ha asegurado que parte de Catalunya Sí que es Pot apoyará la ley del referéndum cuando esta se vote en el Parlament: "Cuando se vote, con la escalada del Estado, la equidistancia no será posible".

"Que la señora Colau ponga las urnas como el resto del país", ha pedido en su intervención inicial la presidenta del partido en Barcelona, Mercè Homs, que ha calificado al gobierno local de "tibio" respecto al referéndum.